El doctor Ricardo Basílico es juez de Cámara del Tribunal Oral en lo Criminal N§ 8 de la Capital Federal y hace más de 32 años que tiene experiencia dentro del Poder Judicial. Días atrás llegó a la provincia para disertar en la Universidad Católica de Salta sobre la comparación de los códigos procesales de la Nación, Chubut y Salta y el nuevo rol de la víctima. Con un extenso currículum en sus espaldas, formó parte del veredicto que condenó a 14 exmilitares con penas de entre ocho y 25 años por los crímenes del Plan Cóndor. En 2016 publicó un libro titulado "Negociaciones incompatibles con la función pública", donde muestra las consecuencias de la corrupción pública.
En su disertación habló sobre el nuevo rol de la víctima. ¿En qué consiste?
En tener una activa participación, en ser un control para evitar la desestimación que pueda hacer un fiscal de una determinada denuncia, de ser querellante autónomo (comenzar la acción), ya que la figura que se tiene actualmente es la de querellante conjunto. Consiste en la cantidad de posibilidades que tiene la víctima en cuanto a mediación, conciliación, inmediatez, te da la posibilidad de ejercer los derechos plenamente. Creo que son puntos esenciales, es un avance en cuanto a dejar delineado específicamente cuáles son las funciones que cada uno debe cumplir: el fiscal investigar, el nuevo rol de la víctima y el juez específicamente juzgar.
Usted también es especialista en trata y tráfico de personas. Salta, al tener una zona de frontera, sufre mucho por las consecuencias que trae ese tipo de delito. ¿Qué avances hubo con la nueva legislación?
Creo que la legislación actual es importante. A partir de la reforma del año 2012 hay una cuestión que es el consentimiento de la víctima que la nueva legislación eliminó. Es importante porque con esto no puede eximir de punibilidad o responsabilidad al autor.
¿Por qué?
Porque es un delito contra la libertad. Entonces la víctima, cualquiera fuera la edad que tenga, el consentimiento lo tiene viciado. Esto es importante porque en la lucha contra el narcotráfico, contra la trata, finalmente es la lucha contra el crimen organizado, que es un flagelo que está afectando a nuestro país.
En Salta se quiere implementar el sistema de juicios por jurado. ¿Qué opinión tiene al respecto?
Yo creo que es muy importante la participación ciudadana. Todo lo que sea transparentar hacia el ciudadano lo que los poderes del Estado realizan, es bueno. Que el ciudadano tome compromiso respecto a un determinado juzgamiento o de una determinada actividad judicial me parece saludable. Creo que la importancia está, como en todos los aspectos de las reformas, en la implementación que se le dé. Tiene que ser ordenada, adecuada a cada una de las realidades.
¿Tiene que ser para ciertos delitos como se está planteando?
Yo creo que está bien planteado para determinados delitos, sin perjuicio de que después se puedan ampliar o pueda ser gradual. Pero creo que de no tenerlo a tenerlo es importante. Tiene que estar sujeto a reformas, porque las realidades van mutando y los códigos tienen que servirles a la sociedades a las cuales se van a aplicar.
¿No le quita responsabilidad a un juez que hasta ahora es el que decide si es culpable o no?
No, creo que se comparte una realidad. Entonces, lo que hace no es quitarle responsabilidad, sino ampliar la visión que puede tener una sola persona a otras. Es muy enriquecedor el poder ampliar esta visión que pueda tener un juez respecto a lo que pueda tener la comunidad y compatibilizar ambas.
¿Qué opinión tiene sobre el sistema judicial salteño?
Yo creo que es un sistema, como en todos los lugares del país, perfectible. Pero realmente la convocatoria de ayer y el interés de los estudiantes, de los magistrados, de los funcionarios y los profesores es muy alentador. Porque uno ve que se busca el mejoramiento permanente y esto es importante, porque a veces uno no tiene una norma perfecta. Es muy importante la impronta que le dan los operadores del sistema, o sea los jueces, los fiscales, las partes, los defensores y la comunidad. Hoy, con la ampliación de los derechos de las víctimas, la comunidad va a poder tener garantías que quizás tardaron un tiempo en lograse. Es muy enriquecedor.
En este último tiempo hubo dos hechos que tuvieron una gran cobertura mediática y conmocionaron a la opinión pública. Son los casos del médico y el carnicero que mataron al delincuente en supuesta legítima defensa. ¿Qué opinión profesional tiene sobre esos casos?
No es justificable el actuar a través de la venganza y no es justificable tampoco la justicia por mano propia. Respecto de los casos puntualmente no voy hablar porque no los conozco en profundidad. El código establece las causas de justificación o eximición de responsabilidades y dentro de ese marco hay que desarrollarse.
¿Qué tema se debe tratar con urgencia dentro del sistema judicial en Argentina?
Es importante luchar contra flagelos como el narcotráfico, contra la corrupción, que socavan las bases de los estados y aquellos delitos de funcionarios públicos a efectos de brindar respuestas adecuadas, siempre dentro del marco de garantías. En ese sentido, los códigos de procedimientos, los ordenamientos sustantivos, los códigos procesales y las reformas que se hagan tienen que ser ordenadas y deben ser integrales, que ambos sistemas puedan complementarse.
El año pasado, junto a Guillermo Todarello, escribió un libro llama do "Negociaciones incompatibles con la función pública", en el que habla sobre las consecuencias de la corrupción pública y las herramientas para controlar la corrupción. ¿Qué me puede contar sobre su obra?
Así es. Analiza la situación y la legislación en nuestro país. También hace un cuadro comparativo de Latinoamérica y de Europa. A su vez, da algunos lineamientos para combatir la corrupción. Tiene dos prólogos, uno del profesor Jorge Villada y el otro de Juan La Cruz López, que es el director del Departamento de Derecho Penal de la Universidad Nacional de Educación a Distancia de Madrid, España.
Formó parte del juicio a los represores del Plan Cóndor. ¿Qué puede contar de ese proceso?
La sentencia no está firme por lo cual no voy a expedirme. Sí te puedo decir que fue una experiencia muy importante el poder integrar un tribunal como el que me tocó con colegas muy prestigiosos. Poder llevar adelante un juicio de lesa humanidad de esas características que duró más de tres años y se evidenciaron una cantidad de testimonios que llevaron a tomar la resolución que se tomó. Realmente agradezco la posibilidad de poder participar en este tipo de procesos.
.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 1 mes

OJALÁ QUE NO TE TOQUE, NI A TÍ NI A TU FLIA., DESPUÉS DÍ QUE PIENSAS, LO QUE PASA ES QUE NO LE TOCA A UDS., ENTONCES ES FÁCIL DECIR QUE LA JUSTICIA POR MANO PROPIA Ó VENGANZA NO SIRVE!, el día que le toque a algún JUEZ COMO TÚ, COSA QUE NO VA A PASAR, PORQUE TIENEN CUSTODIA POR TODOS LADOS QUE LA PAGAMOS NOSOTROS INCLUSIVE, AHÍ TE QUIERO VEEERRRRR!!°!!!!, a ver si piensas lo mismo, en tu lugar es MUY FÁCIL DECIR Y HABLAR LO QUE DICES, PERO PONTE EN LUGAR DE LAS VÍCTIMAS, CLARO QUE NO LO VAS A HACER, NO TE DÁ EL CUERO, PORQUE EN EL LUGAR DÓNDE ESTÁS, SOS INTOCABLE, PARÁSITO DE MIERDEAAAA!!!!!!!

LORE CAMPERS
LORE CAMPERS · Hace 1 mes

Este abogaducho, lo que deberia hacer es dejar de hablar tanto y preocuparse para que las victimas tengan abogados gratuitos aportados por el estado. Los delincuentes poseen ese privilegio, porque se discrimina a las victimas???? Ademas sr. basilisco , el dia que lo violen o sea victima de un ataque violento a su persona dejará de decir justcia por mano propia, y dirá LEGITIMA DEFENSA.

jorge agustoni
jorge agustoni · Hace 1 mes

De acuerdo. El discurso de este señor es casi vacío de contenido: lo poco que dice es lo que podemos leer en los diarios y ver en televisión, palabras que cualquier periodista que conoce una pequeña parte de la realidad puede decir. Uno espera de un especialista algo un poco más profundo y que tenga que ver con lo que la gente vive a diario. Es muy fácil decir que la "justicia" por mano propia está mal desde un despacho, sentado en un cómodo sillón y con un buen sueldo. En general estos "especialistas" eluden referirse a la responsabilidad primaria de un Estado indiferente, más preocupado en "trenzas políticas", sin excluir al Poder Judicial. Primero démosle a la gente decente más seguridad, metamos presos a los malos, y después hablemos de justicia por mano propia.


Se está leyendo ahora