En su primer acto público tras la derrota electoral del oficialismo, la presidenta Cristina Kirchner apuntó ayer a su sucesor en el Poder Ejecutivo, Mauricio Macri, y advirtió que "no es lo mismo manejar un país que una empresa".
"El concepto de un país no se puede medir con una empresa. Un país es una nación conformada por hombres y mujeres, por eso, no es lo mismo un país que una empresa, que nadie se confunda", enfatizó la jefa de Estado.
En un acto en Morón junto a todos los gobernadores del peronismo, incluido el bonaerense Daniel Scioli, la mandataria destacó que el Frente para la Victoria "jamás" haría algo que pudiera "dañar la gobernabilidad y la convivencia de los argentinos".
"A todos quiero decirles, a los 42 millones de argentinos, a los que nos votaron y a los que no, que se queden tranquilos, nosotros no vamos a hacer las cosas que nos han hecho a nosotros", subrayó Cristina Kirchner.
Por otra parte, añadió: "No me gustó lo que salió a decir el señor Mauricio Macri tras la reunión privada que tuvimos en Olivos, el martes y cuando los periodistas le preguntaron que pasó y dijo: "Solo hablamos del protocolo para el próximo 10 de diciembre, y la reunión no sirvió de nada''. Esa cosas son las que a mí no me gustan. No asumió la presidencia y comenzó a divagar".
En Morón
En el Hospital Posadas, en la localidad bonaerense de Morón, la Presidenta completó: "¿Saben por qué? porque este espacio político plural y diverso, cuyo principal componente es el peronismo, ha sufrido persecuciones, negaciones, proscripciones como nunca tal vez ningún otro partido político en la Argentina y es precisamente en nombre de esas tragedias que jamás se nos ocurriría hacer algo que dañara la gobernabilidad y la convivencia de los argentinos".
"Vamos a velar por los derechos de todos los argentinos, para que sean respetados, reconocidos. Vamos a colaborar, no vamos a dejar nunca a un gobierno sin Presupuesto, como me hicieron a mí", agregó ayer la Presidenta, luego de reunirse el pasado martes con Macri en la Quinta de Olivos.
A la vez, la jefa de Estado se refirió a su salida del gobierno, que se producirá dentro de dos semanas, y al respecto enfatizó que su administración no se va "por la ventana", sino "por la puerta".
"Entramos y salimos por la puerta, como debe ser siempre. Por la misma puerta entramos y por la misma puerta salimos, pero salimos, además, con el orgullo como argentinos de haber cumplido parte de la tarea, y fíjense que no digo cumplido la tarea, porque nunca nadie que gobierne termina la tarea, porque siempre va a haber alguien al que le falte trabajo, alguien que esté precarizado, alguien que no pueda acceder a su vivienda propia y que no pueda acceder a un centro de salud moderno y complejo", sostuvo.
Remarcó su política de derechos humanos y la reapertura de causas sobre delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar, y al respecto resaltó la importancia "en el mundo" de estos procesos y subrayó que su gobierno y el de su esposo, Néstor Kirchner, tuvieron "coraje, historia y cultura".
En tanto, afirmó que continuará "defendiendo los derechos conquistados en estos últimos 12 años", e instó a la sociedad a enfrentarse "­si alguien se atreve a arrebatárselos".
"¿Saben qué hemos hecho? Hemos empoderado al pueblo de sus derechos. La gente sabe cuáles son sus derechos. No son autoconvocados, son empoderados", dijo.
"En la cabeza de todos y cada uno de ustedes están sus derechos y son ustedes quienes deberán defenderlos, si alguien se atreve a arrebatárselos", indicó la mandataria.
Y agregó: "Allí estaremos, con todos ustedes, defiendo los derechos conquistados en estos últimos 12 años, reconociendo la siembra de esta cosecha nacional, popular y democrática".
Y al despedirse les dijo a sus militantes: "Nunca me iré, siempre estaré junto a ustedes. Me iré unos días de vacaciones a Europa y regresaré para estar con ustedes y acompañarlos, como ustedes lo hicieron conmigo".
Firmó convenios
La presidenta Cristina de Kirchner firmó ayer convenios de desendeudamiento con 17 provincias durante un acto que encabezó en el partido bonaerense de Morón.
El monto es de $9.466 millones para la ampliación del período de gracia hasta el 31 de diciembre de 2016, para el capital e interés de la deuda que mantienen 17 provincias con el Estado nacional, según se informó oficialmente. Esta ampliación será por el período de un año, es decir que regirá hasta fines 2016.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...