Pese a que desde la Provincia se anunció que durante las vacaciones se refaccionaría la Escuela Normal República de Colombia, que sufrió serios daños estructurales en 2015, las clases comenzaron y las obras aún no finalizaron.
Los trabajos comenzaron hace siete meses, desde que en agosto pasado se cayera parte del techo de la institución.
Pese al tiempo transcurrido, solo el área de jardines de infantes y los baños están completamente refaccionados.
En cambio, el sector de aulas que colinda con calle Mitre permanece aún clausurado. Allí continúan los trabajos para arreglar cañerías, filtraciones y grietas en las paredes.
Varios grados tendrán clases en el salón de Educación Física y en espacios precarios, creados especialmente para tal fin y que no cuentan con las condiciones suficientes para que el proceso de enseñanza y aprendizaje se desarrolle en óptimas condiciones.
Los padres y docentes expresaron su preocupación por el retraso de los trabajos y los contratiempos que pueden ocasionarse al realizar las refacciones mientras los chicos están en clases.
"Esta situación es un peligro para la seguridad de nuestros hijos. No entiendo cómo las autoridades no prevén este tipo de cosas con tiempo", dijo Edgardo, uno de los padres.
"Durante las vacaciones no solucionaron el tema edilicio de la escuela. Hoy varios grados de la institución tienen clases en el salón de educación física y en otros espacios precarios, creados para reemplazar las aulas que dan sobre la calle Mitre", señaló un grupo de padres, visiblemente molestos.
Sin condiciones
En agosto del año pasado parte del techo de la institución se cayó y las clases debieron suspenderse.
Aulas con humedad, problemas eléctricos, pérdidas de agua y roturas en los baños, filtraciones y malezas en los techos configuraban el estado del edificio.
La escuela es una de las más antiguas e importante de la ciudad, ya que cuenta con todos los niveles educativos, desde el inicial al terciario. Su matrícula supera los 2.000 alumnos.
Como publicó El Tribuno en varias ocasiones, el centro educativo y los padres llevan años reclamando el arreglo de las instalaciones ante el Ministerio de Educación de la Provincia.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora