Salaheddine Mezuar, el ministro de Relaciones Exteriores marroquí que preside la conferencia sobre el cambio climático (COP22) de Marrakech, aseguró este viernes a la AFP que "no habrá marcha atrás" en ese combate, sea cual sea la política estadounidense al respecto.
"A mí entender será extremadamente difícil que haya retrocesos o marcha atrás" declaró en entrevista con la AFP, dos días después de la victoria del republicano Donald Trump.
El presidente electo estadounidense se ha declarado públicamente un "escéptico" del cambio climático y manifestó su intención de no respetar el Acuerdo de París, durante la COP21 del año pasado, para mantener la temperatura media del planeta por debajo de 2 ºC en las próximas décadas.
En Nueva York, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó también su confianza en Trump. "Ha hecho muchas declaraciones preocupantes, pero yo estoy seguro de que entenderá la gran importancia, seriedad y urgencia" de este acuerdo, dijo Ban en una entrevista a la AFP, en la que además señaló que esperaba reunirse con Trump en las próximas semanas.
"La cuestión del clima es un desafío para el mundo entero, es nuestra Tierra la que está amenazada" recordó el responsable marroquí, encargado de liderar las negociaciones en Marrakech, donde más de 190 países deben ponerse de acuerdo sobre la forma de implementar el histórico acuerdo del año pasado.
El ministro marroquí evocó "la extraordinaria movilización de la comunidad internacional" ante la COP de Marrakech, tanto de los países como de las organizaciones no gubernamentales. Según Salaheddine Mezuar, "muchos estados van a anunciar el aumento de sus ambiciones la semana que viene".
La COP22, que se abrió el pasado lunes, recibirá a más de 60 jefes de Estado y de gobierno el próximo martes, y sus ministros y expertos cerrarán la cita el viernes 18. Tras la elección de Trump, una docena de ministros (Francia, Alemania, Marruecos, Noruega, Suecia, Bangladés, Gambia, etc.), así como el comisario europeo de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, y el portavoz del grupo de países menos desarrollados, el congoleño Tosi Mpanu-Mpanu, reafirmaron el viernes su voluntad de reforzar la acción colectiva.
"Nuestra determinación de liderazgo para el clima es inquebrantable, así como nuestro compromiso para trabajar con toda la comunidad internacional, incluido Estados Unidos, para enfrentarse a uno de los mayores desafíos de nuestra época", indicaron.
De los 196 países miembros de la Convención de la ONU sobre el clima, 105 países, que representan más del 70% de las emisiones han ratificado el acuerdo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora