El juez federal Julián Ercolini ordenó un operativo en el Banco de Santa Cruz, en Río Gallegos, con el fin de buscar cajas de seguridad a nombre de la familia Kirchner, pero no halló ninguna que perteneciera a la expresidenta ni a sus hijos.
En cambio, se corroboró la existencia de una cuenta de la sucesión de Néstor Kirchner que aún está operativa, pero no las cajas de seguridad que habían sido denunciadas por la diputada nacional Margarita Stolbizer ante el fiscal Gerardo Pollicita, según fuentes judiciales.
El juez Ercolini emitió una "orden de presentación con allanamiento en subsidio para identificar cajas de seguridad de la familia Kirchner y eventualmente franjarlas", en el marco de la ampliación de denuncia que efectuó recientemente la diputada Margarita Stolbizer en la causa Hotesur.
En su ampliación de denuncia, Stolbizer habló de la existencia de cajas de seguridad a nombre de la familia Kirchner en bancos. "Los diferentes procesos judiciales pueden requerir a las entidades bancarias información sobre las cuentas de la familia Kirchner pero resulta imposible para los Bancos informar el contenido de las cajas de seguridad". El miércoles pasado Cristina se presentó ante el fiscal para denunciar a Stolbizer y al juez Claudio Bonadio, quien habría sido el responsable de filtración de datos falsos, según la exmandataria.
Por otro lado, el juez Claudio Bonadio ordenó ayer congelar las cuentas bancarias de Cristina de Kirchner, a quien le inhibió todos sus bienes en el marco de la causa por venta de dólar a futuro.
Ercolini le pidió al Banco Central de la República Argentina (BCRA) que identifique todas las cuentas bancarias de la expresidenta Cristina de Kirchner y de sus hijos Máximo y Florencia, en el marco de la causa Hotesur.
Así se supo de fuentes judiciales, que también indicaron que el magistrado federal le solicitó al Banco Central que le entregue un informe detallado de los movimientos que tuvo cada una de las cuentas.
Con esta resolución, el juez hizo lugar a un pedido del fiscal Federal Gerardo Pollicita, quien el martes recibió una denuncia de la diputada Margarita Stolbizer respecto de "extraños movimientos" en las cuentas de la familia Kirchner y sus empresas.
Reuniones privadas
La expresidenta Cristina Kirchner continuó ayer con su agenda de reuniones privadas en el Instituto Patria con dirigentes del Frente para la Victoria: en las últimas horas se entrevistó con los diputados nacionales Héctor Recalde y Teresa García, primero, y más tarde con el presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, y con la intendenta de La Matanza, Verónica Magario. A primera hora de la mañana, recibió al jefe de bloque y a la secretaria parlamentaria de la bancada FpV-
PJ, en una reunión que se extendió por 45 minutos, según confiaron fuentes del kirchnerismo. Luego, ingresaron al despacho Magario y su antecesor como jefe comunal de La Matanza, quienes hoy se muestran más cercanos a la conducción del PJ encabezada por José Luis Gioja pero sin cortar lazos con la exjefa de Estado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia