Un susto que no pasó a mayores se produjo hoy en una guardería de autos en la zona oeste de la ciudad.
En horas de la madrugada se produjo un cortocircuito en el interior de un automóvil Ford K que estaba estacionado en el interior de una guardería ubicada en la calle Caseros 1995 propiedad de Carlos Pintado.
Debido al incendio del vehículo, el galpón se recalentó pero gracias al rápido accionar de los bomberos el fuego no se trasladó al resto del local.
Por otro lado, el propietario del galpón aclaró que nadie resultó intoxicado, "quiero desmentir lo que están diciendo algunos medios sobre que una anciana de 95 años se encuentra internada con intoxicación porque no es cierto. No hubo que lamentar ningún herido ni intoxicado. Todo quedó limitado al vehículo" , enfatizó pintado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora