El juez Antonio Medina produjo un fallo que sus colegas letrados evaluarán en cuanto a calidad jurídica, pero que para el ciudadano de a pie es, simplemente, un acto de sentido común.
El tarifazo, en este caso, el del gas, es inaplicable.
La gente no va a poder pagar, porque es desborda a sus ingresos y sus prevision, y Gasnor no va a poder cortar el servicio; ahora, porque se lo prohíbe el juez, pero sin el amparo al que hizo lugar Medina, tampoco, porque ningún gobierno va a querer asumir el costo político de una desmesura.
Estas palabras parecen enfáticas, pero son simplemente la traducción del dictamen del juez federal salteño cuando ordena suspender la aplicación de la Resolución ENARGAS N° I/3727, por la cual autoriza a Gasnor a aumentar los servicios.
Medina legitima a la asociación civil "El consumidor en acción", que interpuso el recurso de amparo, como representación de usuarios y consumidores; suspende la obligación de los usuarios de pagar las facturas por consumos posteriores al 1 de abril, prohíbe cortar el servicio a los que no paguen, exige que Enargas y Gasnor fundamenten los aumentos desequilibrantes que aplicaron y les exige revisar toda la facturación posterior a esa fecha.
Todo indica, a esta altura, que la Suprema Corte de Justicia de la Nación va a tomar a su cargo todos los contenciosos vinculados al tarifazo del gas que se produjeron en varias provincias.
El criterio que aplicaría debería ser similar, entre otras cosas, porque estos aumentos están heridos de muerte: ni en el espíritu ni en la letra de nuestra legislación resulta admisible un tarifazo sin audiencia pública.
Cuando un ente regulador considere que existen "motivos razonables" para alegar que la tarifa de un transportista o distribuidor es injusta, convocará a una audiencia pública con no menos de treinta días de anticipación. "Luego de celebrada la misma, dictará resolución".
Nunca se hizo.
El gas, como la electricidad son insumos indispensables para todos los hogares y para la actividad económica. No se pueden cortar por "problemas de caja" ni del Estado ni de las prestadoras. La impericia que reflejaron las políticas energéticas de los gobiernos anteriores se tradujo en un congelamiento artificial e los precios del gas. Es un problema del Estado, con connivencia de las empresas energéticas, y que debe ser resuelto con los recursos que hagan falta, pero sin que el costo lo pague el usuario. Si la Argentina, en un momento, resolvió reducir la producción local de gas natural e importar gas licuado carísimo, subsidiándolo, fue un disparate; pretender que paguen la fiesta las economías hogareñas, es otro disparate, porque no es razonable, bajo ningún punto de vista, que el valor de un servicio se cuadruplique de golpe.
Además, sin que nadie explique por qué.
La factura de gas de un departamento del centro salteño, donde vive una sola persona, pasó de 245 pesos en abril a 1.027 pesos en junio.
Lisa y llanamente, el tarifazo es inviable.
El ministro nacional de Justicia, Germán Garavano, consideró que 'sería bueno' que la Corte Suprema intervenga 'para empezar a generar certidumbre'. Garavano recordó que el per saltum ya fue solicitado por la Procuración del Tesoro.
El defensor del pueblo y el Gobierno de Chubut habían demandado al Enargas y a Camuzzi Gas del Sur y el juez federal de Rawson suspendió en forma cautelar el tarifazo. Lo mismo ocurrió en Córdoba y Mardel Plata antes que en salta. El Procurador del Tesoro nacional, Carlos Balbín fue el que pidió el per saltum.
La expectativa del gobierno no coincide con la de los usuarios, que celebran fallos como el de Medina pero necesitan la certidumbre de que la Justicia, efectivamente, va a proyectar una ola de racionalidad en el conflicto.
Hasta ahora, el Poder Ejecutivo sigue mostrándose dispuesto a profundizar los ajustes para no emitir moneda ni deuda excesiva.
En el caso del gas, está claro que la realidad es más firme y dura que las ideologías y los voluntarismos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 4 meses

Excelente e instructiva nota. Además, recodatoria de porque nos pasan todas estas cosas y de "la década ganada"


Se está leyendo ahora