Soñaba con trabajar. Tuvo su oportunidad y la aprovechó. Es ciego y desde hace dos semanas Héctor Hualpa comenzó su labor junto a la Secretaria de Gobierno del Municipio. Atiende en la recepción de la comuna.
Con una guía en sistema braille hace las anotaciones de las llamadas y la atención personal de los vecinos que se acercan a la comuna. "No tuve muchas oportunidades para salir adelante como persona no vidente. Por eso cuando me llamaron me puse muy contento. Estoy en período de adaptación y capacitación. La estoy llevando bien por el momento, con la ayuda de mis compañeros. Me hacen sentir uno más. Me motiva el hecho de que me tratan como un trabajador que quiere superarse", contó Héctor a El Tribuno.
La tarea diaria no es complicada, aunque se necesita organización y prolijidad, cosas que Hualpa hace muy bien.
Además de recibir las llamadas, las debe derivar a las áreas correspondientes y saber solucionar pedidos de los vecinos. Héctor llega a las 7 de la mañana para comenzar su labor junto a su compañero de oficina, Martín Segura.
"Me siento muy contento y agradecido. Las personas ciegas no tenemos muchas oportunidades. Ahora todo depende de mí desempeño", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia