Dos familias que resultaron afectadas con la escandalosa adjudicación de más de 800 terrenos en la urbanización Parque La Vega insisten con sus reclamos ante Tierra y Hábitat para que les resuelvan esta situación. María Laura Juárez tiene 7 hijos menores, dos de ellos discapacitados. María Luz Conteras es madre de seis niños, el mayor de 12 años.
Desde febrero vienen reclamando que el Estado cumpla con el compromiso de entregarles el terreno al que llegaron por sorteo y que no pudieron acceder porque cuando fueron a ocuparlos se encontraron con la novedad de que habían sido adjudicados a otras personas. El de estas familias es el mismo caso que el de otras muchas que fueron perjudicadas por el accionar delictivo de exfuncionarios de Tierra y Hábitat que vendieron los lotes y los entregaron con fines políticos o por amiguismo.
Juárez dijo que el subsecretario del organismo, Ángel Sarmiento, le prometió desde un primer momento resolverle el problema, pero que hasta el momento no cumplió con su palabra. "Estoy desencantada porque en todo este tiempo han jugado con la ilusión de mis hijos, que de un momento a otro nos iban a entregar el terreno", dijo a El Tribuno la desesperada mujer. Expresó que "Sarmiento sabe que vivimos hacinados en la casa que alquilamos, que tenemos dos hijos discapacitados y que en estas condiciones ni siquiera podemos trabajar". María Laura Juárez fue una de las mujeres que se encadenó durante dos semanas frente al edificio de Tierras y Hábitat cuando se generó el escándalo por la irregular entrega de lotes en Parque La Vega.
Por la misma situación está atravesando María Luz Contreras, a quien le habían adjudicado el lote 18 de la manzana 36. "Ese terreno salió a nombre de Natalia Cintia Bettini Benedetti, a quien la desadjudicaron porque descubrieron que era propietaria de un terreno", explicó Angélica Puca, suegra de Contreras. "En Tierra y Hábitat nos dijeron que a ese lote no lo pueden entregar todavía porque está judicializado", contó la mujer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora