En una jornada que se presentó como primaveral, el I Concurso Provincial del Pollo fue todo un éxito. Las actividades arrancaron ayer a las 10.30 y concluyeron alrededor de las 20. Participaron una veintena de cocineros de todo el Valle de Lerma, quienes tuvieron la oportunidad de dar a conocer su especialidades. El certamen se centró en las empanadas fritas y las cazuelas, sin embargo fuera de concurso el público también pudo disfrutar de tartas, pollo a las brasas, arrollados, picante, al disco, pan de pollo, entre otros platos, junto a guarniciones de las más variadas y a precios módicos.
Un dato relevante: los puestos vendieron todo. "No les quedó ni una empanada ni una cazuela. La gente se volcó de lleno a disfrutar de esta propuesta", contaron desde la Municipalidad local, organizadora del evento.
A la gastronomía se sumó un show musical, que contó con la actuación de Los Diamantes, Bamba Negra, Baila Conmigo y La Parrandera. La animación estuvo a cargo de Carolina Velazco. Hubo juegos para los chicos, peloteros y helados gratis para todos. "Fue una verdadera fiesta para la familia. Estamos muy conformes de que se hayan cumplido los objetivos. Eso lo pudimos percibir en el disfrute de los mercedeños y de gente que llegó hasta nuestra localidad desde otras las localidades de la zona, de la ciudad de Salta y de los turistas que eligieron pasar el domingo sumándose a esta propuesta", expresó el intendente Juan Angel Pérez.
Los ganadores: el primer puesto del concurso fue para Felipa Ibarra, el segundo para Mauro Villegas y tercera resultó Mirta Villagra. En tanto, Isabel Gutiérrez fue distinguida con un reconocimiento al mejor puesto.
"Hubo muy buen nivel"
El chef Carlos Reynaga, presidente del jurado que estuvo integrado por especialistas, destacó el buen nivel de los concursantes. "Si bien entre los participantes se sumaron vecinos que no pertenecen al sector gastronómico, el nivel de los platos fue muy bueno, correcto. La gente usó lo que tenía a mano. Algunos hasta llevaron sus cocinas hogareñas, hornos eléctricos, etc. Lo que le dio al encuentro un marco de originalidad, de deseos de participar y de entusiasmo".
Reynaga recordó que en los días previos al concurso, los cocineros participaron de un curso muy completo basado en técnicas de manipulación de alimentos, de cocina y cálculo de costos, para quienes se dedican comercialmente a la gastronomía.
"La Merced es un lugar excepcional para este tipo de actividades. Cuenta con una plaza espléndida y un entorno en el que se pueden desplegar cómodamente los puestos, escenario, etc. El éxito de este primer concurso del pollo marca un buen antecedente en la localidad, en cuanto a actividades gastronómicas", concluyó el reconocido chef salteño.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia