Si de menús con pescado se trata, el restaurante del Bochín Club representa la elección de muchos salteños hace décadas. Este lugar, elegido por músicos, escritores, periodistas, deportistas y amantes de la buena comida, cerrará sus puertas a fin de mes y hasta nuevo aviso.
El club deportivo, de bochas y pesca, puso fin al permiso de explotación de su restaurante que tenía la familia Barneche desde hace 25 años.
Las razones no están muy claras, pero lo cierto es que a partir del 1 de abril se cae el contrato. Luego el local cerrará por reformas y no se sabe cuándo volverá a abrir ni a cargo de quién estará.
Los hasta ahora concesionarios del negocio, popularmente conocido como El Bochín, atraviesan horas de desconcierto y preocupación por las fuentes de trabajo.
"Es toda una vida en el negocio así que la tristeza es inevitable. No nos dijeron nada, solo que no renovarían el contrato. Esta es nuestra última cuaresma aquí", dijo a El Tribuno uno de los siete hermanos que se encuentran a cargo del restaurante.
Esta época, la de mayor venta, servirá de despedida para una familia que se inició en la actividad gastronómica a través de don Eduardo y doña María, los padres.
Pejerrey con papás fritas o cazuela de calamar son algunas de las alternativas entre las que podrán optar, hasta dentro de dos semanas, quienes concurran al local de Rivadavia 963.
"No invirtieron lo suficiente en las instalaciones", dijo a El Tribuno Eduardo Sánchez, presidente del Bochín Club, al ser consultado sobre las causas por las que el restaurante cambiará de concesionarios.
"Se cerrará un tiempo para realizar modificaciones en el techo porque se está cayendo pero se abrirá nuevamente y estudiaremos quién tendrá la concesión", aseguró Sánchez, reticente a dar más explicaciones.
Espacio con "ambiente familiar" o de encuentro con amigos, el bodegón se prepara para renovarse, aunque pocos saben por cuanto tiempo será.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 8 meses

Y seguro que van a acomodar algun familiar de ellos.


Se está leyendo ahora