Ayer, el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, adelantó que el bono de fin de año se pagará exclusivamente a las franjas de ingresos más magros, no a todos los trabajadores. De esta manera reabrió el fuego contra las conducciones gremiales nacionales que pidieron bono y reapertura de paritarias.
"La realidad es muy compleja, con más del 32 por ciento de pobres, que inquieta al Gobierno y a toda la sociedad. Existe la convicción de asistir a quienes más lo necesitan, como los beneficiarios de planes sociales, jubilados y los que tienen ingresos mínimos", remarcó Triaca.
La CGT unificada en triunvirato reclamó el pago de una suma fija a modo de bono de fin de año. Por su parte, las CTA se manifestaron de forma unísona -fusionando en actos públicos las voces de Pablo Micheli y Hugo Yasky- pidiendo no solo ese pago no remunerativo sino también la reapertura de paritarias.
El titular de la cartera nacional omitió referirse a la reapertura de paritarias, y se limitó a asegurar que no todos los sectores llevan más de un semestre sin negociar. Tal el caso de Salta, donde hubo paritarias en agosto.

Vicisitudes gremiales

En los últimos meses se dieron reacomodamientos en el espectro gremial. Hasta finales de 2015 las principales centrales obreras estaban divididas, horadadas por la grieta durante el kirchnerismo. La Confederación General del Trabajo (CGT) estaba escindida en tres dirigencias distintas, al tiempo que la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) se dividió en dos: la Autónoma y la de los Trabajadores.
Tras un acto conjunto celebrado el Día del Trabajador en la intersección de avenidas Colón e Independencia en la Capital Federal, los principales referentes gremiales del país fundaron nuevos aires en la conducción. Finalmente, en agosto de este año las CGT acordaron un reagrupamiento con un triunvirato gobernante, donde se aglutinan las tres corrientes.
La CTA, por su parte, no acordó una unificación aunque alineó a su conducción dual.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora