*

No sos la única persona que usaba mal los post-it y no lo sabía
Los post-it, esos papeles de colores con una parte impregnada en pegamento que hace que puedan ser colocados sobre cualquier pared u objeto, parecen uno de los objetos más fáciles de usar de la historia: tan solo hay que escribir sobre ellos y plantarlos en cualquier superficie para que otra persona vea el mensaje. Desde luego, no hace falta ser ingeniero para saber utilizarlos.
Pero quien lo use de manera habitual y sea algo perfeccionista sabrá que hay algo incómodo en ellos: siempre parece que quedan mal, como doblados y arrugados. Pero no tiene porqué ser así. El bloguero Martin Schapendonk ha creado un tutorial para usar de manera correcta los post-it y que siempre queden lisos y pulcros en la pared. Viendo sus consejos nos damos cuenta de que hemos estado utilizando mal este invento durante años.
post it 2.jpg
Forma incorrecta
Forma incorrecta
Para Schapendonk, el error más habitual se produce en el momento en el que se recoge el primer papelito. Cuando tengamos el bloque de post-it, nunca debemos dejar la parte con pegamento arriba, sino a la izquierda. Así, para usar uno, siempre tendremos que sujetar la parte derecha -la que no tiene pegamento) y sacar el papel hacia la izquierda. Al hacerlo de esta manera, no crearemos la molesta arruga que estropea la nota una vez esté pegada. ¿Fácil, no?
post it 1.jpg
Forma correcta
Forma correcta
Así nuestro mensaje se verá de la forma más pulcra.
Fuente: Yahoo

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...