El té es la bebida más consumida en el mundo después del agua.
Es una infusión milenaria que ha sobrevivido al paso del tiempo gracias a sus reconocidas propiedades beneficiosas para la salud.
Por ello sería introducir en el mercado una nueva infusión si no viene auspiciada por la reputación del té.
Es por eso que se les dice té a todas las infusiones, aunque no procedan de la planta de té o Camellia Sinensis.
Por eso aquí proponemos hacer la distinción sin exaltar ni menospreciar a ninguna variedad.
Por ejemplo, el conocido té rojo Rooibos, no es un té y no es rojo en el sentido de que no procede de un té verde tratado, como ocurre con el té rojo Pu Erh.
Son muchos los llamados té con los que uno se puede encontrar y que no proceden de la Camellia Sinensis, y por tanto, no son ni té negro, ni verde, ni rojo, ni blanco, ni azul.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 9 meses

Nota con renguera. A los que no son tés propiamente (o sea de Camellia Sinensis) se los debería llamar infusión de ....... El rooibos me gusta.

Carmen Amaya
Carmen Amaya · Hace 9 meses

Sería interesante ampliar la información


Se está leyendo ahora