Para graficar la importancia de Australia en el planeta, basta decir que es una de las doce economías más desarrolladas del mundo y que tiene muchas similitudes con la Argentina. En una entrevista con El Tribuno realizada durante su visita a Salta, el embajador australiano Noel Campbell se mostró "contentísimo con que Argentina haya vuelto al escenario internacional" tras la asunción de Mauricio Macri.
¿Qué lo trae por Salta?
Vine por varias razones. En primer lugar, porque no conocía la provincia. Estoy muy consciente de que soy embajador de Australia en Argentina, no solo en Buenos Aires, por eso aprovecho cada oportunidad que tengo para conocer el país más allá de Buenos Aires. En segundo lugar, hay una presencia de compañías australianas aquí, así que quería conectarme con ellos y también explorar nuevas oportunidades para incrementar las relaciones entre Australia y el norte argentino.
¿En qué puntos concretos cree que se pueden profundizar las relaciones entre Salta y Australia?
Mientras estuve aquí, me reuní con varios ministros e incluso con el gobernador (Juan Manuel Urtubey) y hemos tocado cuatro temas importantes. Uno es el sector agropecuario, ya que los dos somos importantes productores de alimentos. La seguridad alimentaria es uno de los desafíos más importantes a nivel global. Tanto Australia como Argentina tienen un papel importante para asegurar que haya seguridad alimentaria. También hay muchas posibilidades de aumentar la colaboración que ya existe a nivel de nuestros científicos. Los dos tenemos interés en asegurar que las razas de la ganadería sean las más fuertes. Los dos tenemos interés de asegurar que las semillas crezcan en climas muy secos. Otro tema que me parece clave es todo lo que tiene que ver con la educación. Esta es la esperanza de muchos países. Hablando con el ministro y el gobernador, ese es un sector que también en Salta tiene mucho enfoque. No estoy hablando solamente del intercambio de estudiantes, que ya hay algunos pero son pocos, sino también mirar la experiencia de un país con un perfil muy parecido al nuestro: extensiones grandes, población relativamente chica, países con recursos, países con sistema federal, países del hemisferio sur. Tenemos bastante en común. En Australia le damos mucha importancia a la educación técnica y entendemos que nuestro modelo puede servirle mucho a la Argentina. Otra área en la que veo mucho potencial es el sector minero. Los dos países tenemos recursos importantes en minería que en el caso de Argentina están en proceso de desarrollo. Sé que no es el mejor momento y que los precios de los commodities son bajos, pero algunos como el litio están subiendo. Además, estos son siempre fenómenos cíclicos. La cuarta área importante es la infraestructura. Estoy siguiendo con mucha atención el Plan Belgrano. Justamente en Australia también hay un plan para desarrollar el norte del país. Nosotros estamos enfrentando el desafío de la infraestructura y cómo acercar los productos a los puertos.
¿En su país también se da el debate sobre la minería contaminante? En Argentina hay varias pro
testas por el tema...

Obviamente, cualquier nueva tecnología o nueva inversión en un sector sensible como la minería genera debate, pero lo más importante es que sea una conversación informada y no una conversación emocional. Tiene que ser una conversación en base a una evidencia sólida. Lógicamente, con la minería hay riesgos, como con cualquier industria. Es importante que la minería tenga estándares muy altos de protección del medio ambiente. También hay que conversar con las comunidades afectadas. Mucha gente me dice: "Estamos a favor de la minería, pero no en mi vecindario". Hay que convencer a la gente de que con el desarrollo de la minería vienen ciertos beneficios: infraestructura, empleo, acceso a la educación, acceso a la salud.
Usted hablaba del litio, ¿tiene pensado su país una inversión en Salta para esa actividad?
Eso está en manos del sector privado. Tenemos una presencia muy importante en Chile. algunas compañías ya están investigando la posibilidad de invertir aquí y otras ya tienen inversiones. Nos parece importante que se mire la experiencia australiana, eso implica no solo inversión sino transferencia de tecnología en algunos casos. Yo estoy muy optimista de que vamos a ver más presencia australiana.
¿Qué cambios vio en la Argentina tras la asunción de Mauricio Macri como presidente de la Nación?
Es un período bastante corto, pero obviamente las señales del cambio de gobierno para el mundo exterior en general y para Australia en particular son muy positivas. Nosotros estamos contentísimos de que Argentina haya vuelto al escenario internacional, ese es un papel tradicional para este país. Argentina siempre fue un jugador con peso dentro de la región y un socio natural para un país como Australia. Somos dos países medianos pero ambos tenemos una cierta influencia en nuestras regiones. Yo creo que con estos cambios vamos a acercarnos aún más, ya somos socios del G20. Con la vuelta a un escenario más propicio para la inversión, yo estoy convencido de que lo mejor está por venir en materia de relaciones bilaterales comerciales.
Se decía que Argentina tenía poca seguridad jurídica durante los últimos años, ¿cree que eso se modificará con el nuevo gobierno?
Nosotros somos realistas, hay que adaptarnos al sistema jurídico actual. Hablando con mis compatriotas interesados en invertir me dicen que están muy contentos y que ahora es mucho más fácil importar. Si uno quiere tener una ventaja competitiva tiene que tener acceso a la nueva tecnología, y mucho de eso es importado. Las compañías también quieren la seguridad de que podrán importar y exportar finanzas, eso también ha sido un factor positivo. Tengo que confesar que ahora el panorama para los negocios es mucho más atractivo, según me dicen mis compañeros australianos.
¿Qué cosas en conjunto podrían hacerse entre Salta y Australia en materia turística?
Primero, incrementar el número de salteños y de australianos que se visitan. Hay que promover las atracciones turísticas que hay en Salta y las que hay en mi país. Cuando yo digo que soy australiano me hablan de los canguros y de Nicole Kidman, pero creo que debemos promover una percepción un poco más profunda. Lo mismo ocurre al revés, cuando les dije a mis compatriotas que iba a Argentina me decían: "El gaucho, el tango, el papa Francisco, Messi". Hay que hacer un poco más de los dos lados para promover lo que hay en un lugar y en el otro. Australia es la economía número doce en el mundo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora