"Esto se levantó por la acción directa de Juan Carlos Garrido (subsecretario de Tránsito)", volvió a repetir el referente de los trabajadores municipales de esa dependencia, Reynaldo Guerra, que llegó a los 9 días de paro en muy mal estado de salud.
El agente dijo que el primer punto que pidieron, y que fue aceptado por la Municipalidad, fue que no se levanten sumarios ni traslados.
"Es más, nosotros pedimos que si nos descontaban días que ese monto se destine a la compra de las herramientas que nos sirven para trabajar", dijo Guerra. Ahí es donde entran las contradicciones con García Salado.
Justamente el pedido de los trabajadores fue que le brindaran cuestiones tan simples como baterías para los móviles, indumentaria apta para trabajar en las motos o simplemente toner y papel para imprimir documentos; cuestiones muy simples para el funcionamiento de cualquier dependencia oficial.
"Yo no puedo entender cómo puede ser que dilataron tanto el conflicto. De pronto aparecieron las camperas, las baterías y los toner. Si ya los tenían, ¿qué querían lograr? En el medio, a nosotros los medios nos trataron de golpistas, nos demonizaron y nos trataron como los peores. Y lo que en realidad pedíamos son herramientas que nos permitan trabajar y cuidar a la comunidad", dijo Guerra en un conflicto que afectó en su salud.

La atención vuelve a la normalidad

García Salado confirmó, ante la prensa, que está garantizada la participación del personal de Tránsito
en los operativos por el Milagro. Por otro lado, también informaron que se normaliza la atención al público, de lunes a sábado.
"Desde hoy (por ayer) la atención al público se desarrolla con normalidad", dijo desde la oficina de Prensa, Adriana Cigno. Incluso para hoy sábado, se atenderá de 9 a 12, en Santa Fe 545 y en el local 360 del Híper Libertad, de zona sur.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora