Los controles no cesan y las clausuras continúan. El fin de semana, Control Comercial del municipio cerro las puertas de un local del corredor de la Balcarce.
Durante la recorrida, el personal de la dependencia municipal clausuró un local ubicado en Ameghino 600. El lugar contaba con habilitación para funcionar como confitería; sin embargo, al momento de la inspección se verificó que desvirtuaba el rubro, funcionando como boliche bailable.
"Los controles se realizan para hacer cumplir la normativa y para garantizar la seguridad de todos. Que el área lleve adelante los controles no es una persecución, al contrario, el objetivo es que se cumpla con la normativa. Si un local está registrado como confitería, no puede funcionar como boliche, ya que no cuenta con las medidas de seguridad y de infraestructura para hacerlo", explicó Nicolás Avellaneda, subsecretario de Control Comercial.
Desde marzo pasado, Control clausuró unos 20 locales por distintas faltas, entre ellas desvirtuación de rubro, presencia de menores y falta de seguridad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


A Mora
A Mora · Hace 6 meses

Muy bien, por fin las autoridades hacen su trabajo. Los empresarios en vez de quejarse por persecución y apriete, deberían cumplir las normas, TAN SIMPLE como eso.

Rodolfo  Elias
Rodolfo Elias · Hace 6 meses

Hay que tener en cuenta que las normas las hizo un medico, que carajo sabe de planeamiento y seguridad, piden cosas que realmente son al vicio....


Se está leyendo ahora