La empresa de tratamiento de residuos petroleros Comarsa anunció una inversión de 200 millones de pesos para instalar una planta en la localidad neuquina de Añelo, en la puerta de ingreso a Vaca Muerta.
La firma ya desembolsó 80 millones de pesos en equipamiento para la planta, que construirá en el parque industrial de la "Capital del Shale" y que será la punta de lanza para enfocar su actividad en el epicentro de Vaca Muerta.
La empresa no solo se acercará a las locaciones donde se produce la mayor generación de residuos de la actividad hidrocarburífera, sino que también podrá desarrollar sus procesos en la zona del parque industrial Añelo.
La firma ya presentó ante la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la provincia el proyecto técnico y el estudio de impacto ambiental, por lo que solo resta la habilitación definitiva por parte del titular de la cartera, Ricardo Esquivel, para iniciar los trabajos.
La nueva planta de Añelo cumplirá con dos objetivos complementarios: maximizar la capacidad de tratamiento de la compañía y minimizar el stock de residuos en proceso de tratamiento, se informó.
Tecnología internacional
La novedad de esta planta es un horno de desorción térmica diseñado y fabricado en Estados Unidos, "que presenta una tecnología de tratamiento de recortes de perforación tan moderna y competente que es única en Sudamérica", según se indicó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora