Un nuevo aumento en los combustibles se hizo sentir desde ayer y provocó que en Salta la nafta súper se sitúe por encima de los 17 pesos el litro, habiéndose incrementado casi un peso desde la última suba que se había registrado a principios de marzo.
Los combustibles son uno de los productos que muestran una dinámica inflacionaria más fuerte, ya que con el de ayer se aplicó el tercer aumento desde que comenzó el año.
Con el nuevo 6% de incremento, en lo que va del año se realizaron subas de casi el 20 %. El 6 de enero fue el primero e impactó en un 6%, a principios de marzo fue el segundo, que rondó un 7 %, y finalmente ayer se aplicó otra suba en los líquidos de los surtidores de las estaciones de servicio.
Según un relevamiento realizado ayer por El Tribuno, los nuevos precios de los combustibles hicieron un salto sensible. La nafta premium costará $ 18,91 el litro, mientras que la súper vale, en las refinerías más económicas, $ 17,12. Ese caso es significativo, ya que ese tipo de nafta hasta el 31 de marzo último costaba $ 16,23, es decir, casi un peso menos.
Asimismo, el precio para el diésel también se modificó. El gasoil común se sitúa en $ 15,37, mientras que el premium pasó a $ 17,14 en las expendedoras más baratas. En este caso, los precios del GNC se mantuvieron constantes conforme a lo que admitieron algunos propietarios de estaciones con los que dialogó este medio.
Uno de ellos, que prefiere resguardar su identidad pero que gerencia una importante refinería de la zona sur de la ciudad, opina que "éste no puede ser el último aumento, debe haber nuevas subas porque nosotros estamos contando los centavos para poder hacer una diferencia mínima". Además, acotó: "Sabemos que es un negocio que mueve grandes volúmenes de dinero, pero la ganancia en sí no es tan grande como se piensa".
El año pasado, las subas alcanzaron un total de 15 % a lo largo de los doce meses, mientras que este año, en tan solo cuatro meses, ya se superó tal porcentaje de aumento. Sin embargo, siguiendo los dichos de los empresarios, los costos de producción, mantenimiento y distribución aún son mayores que las subas en los precios.
Comentaron que es "imposible" desconocer el ritmo de aumentos y precios que se imponen desde el Ministerio de Energía y Minería de la Nación, no solo por tratarse de una normativa sino porque el mercado de los hidrocarburos es muy celoso de mantener una competencia leal, que no vaya en detrimento de sus intereses generales.
Justamente el titular de la cartera nacional, Juan José Aranguren, anticipó que esta podría no ser la última suba del año, y que en los próximos meses se estudiará si la situación económica amerita un nuevo aumento en el precio de los combustibles.

Usuarios

En las playas de carga la sensación era de resignación, los usuarios manifestaban su malestar ante el aumento pero aseguraban que se las hacía imposible dejar de cargar. La distribución de los horarios, la costumbre de viajar en vehículo, la necesidad de llevar a los chicos y el apremio por no dejar parados los coches, son las principales causas de la resignación.
"El problema es que encima éste aumento no termina acá, culpa de los precios de los combustibles suben un montón de otros productos, todo se encarece", expresó Matías Navarro mientras aguardaba para recargar el tanque de su automóvil. Agregó que "esta situación cada vez nos deja menos margen, estamos con la soga al cuello".
En ese mismo sentido, Julio Imbert opinó que "esto es un ajuste criminal, estamos sufriendo consecuencias durísimas en el bolsillo". Éste hombre comentó que desde que empezó el año ha implementado la estrategia de usar menos el auto. "Aunque haya sido por culpa de la inflación, estoy siendo más saludable, me manejo en bici para ir a muchos lugares".
Los empresarios, por su parte, aseguraron que el consumo no ha disminuido pese a los sucesivos aumentos que se dieron desde fines del año pasado. Curiosamente, indicaron que notan una merma en la demanda de GNC pero no de los líquidos combustibles, que en definitiva, son los que sufrieron los mayores incrementos de precios.

Efectos colaterales

Uno de los sectores que más se resiente con este tipo de aumentos es el de los taxis. Desde distintas entidades gremiales vienen solicitando que se revise su cuadro tarifario, para que se corresponda con los aumentos en sus insumos básicos.
Este medio se contactó con Ramón Gerardo Vaso, referente de la Asociación de Taximetristas de Salta (Atasa), quien recordó: "Nosotros presentamos un pedido el 4 marzo pasado para que se haga una readecuación tarifaria, y todavía no recibimos ninguna respuesta"
"Con este nuevo aumento tendríamos que replantear ese pedido y contemplar una nueva suba en los costos que tenemos", remató el dirigente gremial, quien anticipó nuevas presentaciones ante la AMT.

Últimos aumentos

En aquel momento YPF resolvió subir el precio de su nafta súper un 1,3 %. Tal como sucede en este mercado, luego de la decisión de esa refinería las otras hicieron lo mismo.
  • Noviembre 2015
Suba mayor A fines del año pasado se completaron las subas de 2015 con un salto alto, que en algunos casos alcanzó el 4,5 %. El balance anual fue de 15 % de aumento.
  • Enero 2016: primer aumento
fue una sucesión que viene siendo sistemático. Alcanzó el 6 % y representó más de un tercio de todo lo que se había incrementado en 2015.
  • Marzo 2016: suba fuerte
Hace poco menos de un mes se concretó un aumento en los combustibles que rondó el 7 %. Con ello, se alcanzó un 13 % de suba en lo que iba de este año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora