Durante la tarde de ayer, uno de los operadores del 911 recibió un llamado anónimo con el siguiente mensaje: "El día de mañana le revientan el gobierno a Vidal". Esta breve comunicación generó que este lunes la seguridad en la sede del gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal se viera reforzada y que los controles de acceso fueran más exhaustivos.
"Se revisó la seguridad, pero la actividad es normal", indicaron fuentes del gobierno de la provincia de Buenos Aires a Infobae, pero esta nueva amenaza se suma a hechos de inseguridad que tocaron de cerca a la propia Vidal; al ministro de Gobierno, Federico Salvai; y al intendente de La Plata, Julio Garro, y de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, entre otros.
Hace varios meses el Gobierno provincial presentó una denuncia luego de que dos policías ingresaran sin permiso al despacho de Vidal y en la misma semana custodios de Valenzuela se enfrentaron en la ciudad de Caseros con delincuentes por el robo de una camioneta del municipio.
Otro incidente tuvo como protagonista a Garro: al menos tres delincuentes maniataron a la mujer y sus hijas en su domicilio particular ubicado en un country platense. Salvai denunció que delincuentes ingresaron a su domicilio de La Plata.
El llamado también se enmarca en las amenazas telefónicas y a través de las redes sociales y las agresiones que sufrió durante una recorrida por Mar del Plata el presidente Mauricio Macri en las últimas semanas, lo que provocó cambios en su seguridad personal y en Casa Rosada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...