El fiscal federal Federico Delgado requirió ayer que nueve personas -funcionarios y concesionarios del Gobierno porteño, apoderados y prefectos- sean citadas a declaración indagatoria por la muerte de cinco jóvenes que ingirieron drogas sintéticas en la fiesta electrónica Time Warp.
Estas citaciones se suman al pedido de detención del organizador del evento, el empresario Adrián Conzi, quien a través de su abogado había hecho el pedido de "excención de prisión", pedido que fue denegado.
Casanello deberá resolver el pedido de Conci. Entretanto, el empresario permanece en calidad de prófugo.
Las nuevas citaciones
Fuentes judiciales informaron que el requerimiento del titular de la fiscalía número 6 alcanzó, entre otros, a Néstor Bogado, titular del predio Costa Salguero y funcionarios de la Dirección de Fiscalización y Control del Gobierno porteño, a una persona identificada como "P. Fontanellas".
También planteó en su dictamen al juez federal que lleva la causa, Sebastián Casanello, que convoque al responsable de la organización del evento y apoderado de Dell Producciones, Maximiliano Ávila; al responsable de la seguridad privada por la empresa Siseg, Ezequiel Venturino, y a Carlos M. Garat, responsable del plan de evacuación. Además, propuso la indagatoria de una persona solo conocida por el apodo de "Chino", que habría sido encargado de seguridad interna en el evento, según el fiscal, y los prefectos Adrián Álvarez, jefe de servicio, Alberto Gabriel Pandiani e Ivana Gómez.
Alberto Crescenti DIRECTOR DEL SAME "Hay que besar a los chicos a la mañana. No veamos más camas vacías".
Delgado insistió en dictaminar que en Time Warp hubo "una especie de zona liberada para que pudieran comercializarse los estupefacientes dentro de la fiesta", y sostuvo que los controles de ingreso eran escasos y no solicitaban DNI, por lo que hubo "menores de edad en la fiesta". Asimismo, el fiscal aseguró que dentro del predio "las pastillas eran casi como comprar un choripán en la cancha", a la vez que calificó al hecho como tan grave que tiene semejanzas con la tragedia de Cromañón, al reiterar que había hacinamiento en el lugar, al tiempo que sostuvo que "hubo una especie de regulación de la necesidad de hidratarse de la gente" porque, "a medida que el agua era más necesaria, empezó a aumentar el precio de las botellas".
También consignó que el prefecto Pandiami recibió de Chino a las 3 de la madrugada una bolsa con lo que, le dijo, "se les había extraído de la requisa a los concurrentes", pero resaltó que recién a las 18 horas del sábado 16 de abril la entregó a policías y funcionarios judiciales. "La bolsa tenía gran cantidad de sustancias, pastillas de todo tipo, frascos de color ámbar y cigarrillos de marihuana", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora