Cuando los esfuerzos se conjugan en uno solo y las voluntades se suman para avanzar sobre intereses tan importantes como la educación y el futuro de las próximas generaciones, nada parece imposible.
En un sencillo pero emotivo acto, este martes el rector de la Universidad Nacional de Salta, Víctor Claros, acompañado de la intendenta Municipal, Rómula Gómez de Monteros y otros funcionarios, dejó inaugurado en Rosario de la Frontera el comedor estudiantil de la UNSa.
Cabe mencionar que el mismo fue construido sobre un terreno de una hectárea donado por la empresa Edesa. El proyecto incluye además el diseño de un albergue y un laboratorio. Tanto el comedor como las futuras dependencias se ubican en avenida Palau, frente al edificio que la UNSa tiene en la Ciudad Termal.
Para posibilitar la ejecución de las obras, el rector de la universidad, Víctor Claros, llegó a un acuerdo con el municipio local, que aportó la mano de obra.
Rosario de la Frontera cuenta desde 2013 con una sede de la UNSa que consta de un aula magna con capacidad para 150 alumnos, otra para 60 estudiantes, dos oficinas y baños. El edificio se levantó sobre un predio de 650 m2, ubicado en Palau y Obispo Colombres.
En la sede de la UNSa se dictan las carreras de Licenciatura en Administración de Empresas, Profesorado de Matemáticas y se analizan nuevas ofertas educativas atendiendo a las características productivas de la zona.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora