En medio de cuestionamientos, el odontólogo Nicolás Bazán fue reemplazado ayer en la Gerencia del hospital San Francisco Solano.
El médico Miguel Astudillo asumió el cargo en un acto que fue encabezado por el secretario de Salud, Francisco Marinaro Rodó.
Bazán había sido acusado públicamente de cobrar en forma indebida más de 18 mil pesos por horas de guardia, lo que figura en sus recibos de sueldo. También se hizo público que una mujer denunció el cobro de $30 por placas de rayos X, que los hospitales públicos brindan en forma gratuita.
"No hubo ninguna irregularidad durante mi gestión. Las guardias que hice estaban autorizadas y está todo documentado. Por otra parte, no se cobraban las placas de rayos, sino que se pedía una colaboración para su realización y se entregaba una factura. Todo está claro, no hay nada oculto", dijo Bazán a El Tribuno.
"Hago un buen balance de mi gestión en los seis años que estuve como gerente. El Galpón es un pueblo sano, hay un nivel de internación de dos pacientes por día y, por ejemplo, existe un 100% de cobertura en vacunaciones", destacó.
Por su parte, Rodó y Astudillo mantuvieron en la mañana de ayer una reunión con el intendente Federico Sacca, para coordinar acciones conjuntas en beneficio de El Galpón. "Creo que los cambios son buenos y necesarios. Incluso había solicitado que el profesional que asumiera en el cargo no fuera de la localidad, porque perderíamos un médico para atención", dijo Sacca a El Tribuno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora