Además de un nuevo imputado, el fiscal de la causa cambió la carátula de los hechos y agravó la posible pena. Hace una semana en una cancha de la zona sur de la ciudad, cuando varias personas disfrutaban de una tarde de fútbol alguien sacó un arma de fuego y realizó cuatro disparos a quemarropa, hecho en el que resultó herido de dos disparos el joven Luciano Nicolás Martínez.
Tras las declaraciones de la propia víctima en el marco de la investigación, la fuerza pública logró detener a un tercer sospechoso, de nombre Joaquín Miranda, alias Chueco, de 26 años, quien habría participado de los hechos en la cancha San Cristóbal el pasado sábado, en donde resultara herido Martínez.
Según testigos, Miranda fue señalado como la persona que tiró una piedra y provocó la caída al suelo de la víctima. Situación que habría aprovechado Maximiliano Omar Pereira, alias Chechito, para efectuar los disparos. Miranda fue detenido e imputado.
El fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Pablo Rivero, cambió la carátula inicial de la causa, que era "tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego", por la carátula de "tentativa de homicidio calificado por el concurso premeditado de 2 o más personas, agravado por el uso de arma de fuego".
El otro detenido por el intento de homicidio es Juan Sánchez, quien está imputado como la persona que facilitó el arma de fuego a Maximiliano Pereira, que sería el autor de los disparos.
Es decir que con la detención de Joaquín Miranda, quien habría golpeado con una piedra a la víctima, son tres los detenidos por este hecho.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora