El jueves último hubo reunión en la sede de la Delegación Municipal de San Luis. Allí estuvieron convocados los vecinos del barrio Casa del Sol con el delegado Eduardo Isasmendi. El motivo de la reunión fueron las graves falencias de infraestructura que tiene el barrio, pero que también la padecen la gran mayoría de las familias de la localidad distante a menos de 5 kilómetros de la ciudad de Salta.
Se puede decir entonces que los vecinos de barrio Casa del Sol representaban la problemática del pueblo.
Allí se tocaron temas como enrripiado y señalización de las calles, la urgente necesidad de una red de agua potable, la red de cloacas y la limpieza de los terrenos baldíos.
Lo que más preocupa a los vecinos es que el Gobierno provincial no tiene proyectada ni una sola obra pública para dentro de dos años en San Luis.
"Nosotros somos vecinos que cumplimos. En nuestra zona existe un 92 por ciento de cumplimiento del pago de impuestos. Entonces queremos tener los servicios básicos como agua y cloacas", dijo uno de los vecinos.
En ese sentido, dijeron que Isasmendi mostró una clara predisposición para atenderlos y que todos juntos llamaron a Roque Mascarello, gerente de Aguas del Norte, porque en realidad la delegación solo puede gestionar ante la empresa.
También es cierto que desde hace un tiempo que la comunidad viene solicitando a través de notas la provisión del servicio y que nunca obtuvieron ni siquiera respuesta alguna. Entonces, los vecinos se sienten "olvidados".
La problemática del agua se profundiza porque todos tienen pozos ciegos y porque además la población creció exponencialmente.
Ante tantas casas los pozos más superficiales, que son los que tienen los vecinos, están contaminados. Para tener una idea, los vecinos tienen a no más de 25 metros los pozos de agua y los barrios cerrados sacan el agua de napas de unos 40 metros.
El otro de los temas fue el enrripiado, aunque los vecinos saben que la Delegación no cuenta con máquinas. Deben pedir prestado y eso complica la situación.
El invierno es el tiempo del enrripiado porque para el verano las lluvias vuelven imposible la circulación de vehículos medianos y pequeños.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora