*

Nuevo reclamo en el San Bernardo
La baja de casi el 30% en concepto de productividad que los empleados del hospital San Bernardo recibieron durante diciembre motivó que los delegados gremiales se reunieran ayer con los directivos del nosocomio.
En el encuentro se acordó que la gerencia presentaría hoy el informe trimestral de la cobranza que se efectuó a obras sociales, aseguradoras y pacientes extranjeros, entre otros. De ese dinero salen los fondos para pagar el ítem de productividad. Según los datos que surjan del documento, los empleados convocarán a una asamblea para el próximo lunes en la que se analizará qué medidas se tomarán.
La razón de la reducción habría sido originada por una falta de pago de la Superintendencia de Salud.
Los mecanismos de cobro de las prestaciones realizadas por el nosocomio de manera particular son objeto de reclamo desde hace tiempo por gran parte del personal.
"La mayoría de los hospitales de capital son de autosugestión y no tienen los problemas que estamos teniendo nosotros para cobrar por lo que indudablemente la falla está en la gestión que realizan desde aquí", dijo aEl TribunoMarcelo Xamena, representante de ATSA.
"Esta gerencia lleva cuatro años y desde ese tiempo venimos reclamando un mayor control sobre el tema, pero hasta ahora nunca nos presentaron un informe completo de lo que ingresa y egresa", dijo Xamena.
De las tratativas solo participan representantes del sector no profesional, aunque los casi 1.000 empleados del hospital comparten que la productividad responda a lo que realmente se recauda.
La ausencia de Asprober (Asociación de Profesionales del Hospital San Bernardo) fue claramente explicada por su titular, Juan Carlos Erazu, quien aseguró: "A nosotros nos excluyeron completamente de estas negociaciones".
El compromiso de brindar información detallada sobre los montos y maneras de cobro habría quedado plasmada en un acta que se firmó en mayo del 2015 y, según los delegados gremiales, esto nunca se habría cumplido.
La productividad es un ítem que los empleados cobran desde hace algunos meses de manera mensual (antes del acta lo hacían cada tres meses) y se calcula en base a la mitad de los ingresos que el hospital genera en materia de asistencia particular. De acuerdo a lo expuesto por los sindicalistas, el San Bernardo tendría una facturación de 6 millones de pesos por mes, aunque el pago del ítem se basa en el cobro que se efectúa de esa facturación.

A la espera del nuevo gerente
La necesidad de conocer quién será el nuevo gerente del hospital San Bernardo es el sentimiento compartido por muchos dentro del nosocomio. La prórroga en la designación del médico que estará al frente del establecimiento (estaba prevista para los primeros días de enero) aumentó el malestar, tanto del sector profesional como del no profesional.
"Queremos que se respete la voluntad de la mayoría, no hay mucho que pensar", dijeron desde el lado de los representantes gremiales.
"Esta gerencia se caracterizó por mantener una mala relación con los profesionales. Esperamos que se respete lo que se eligió", dijeron varios profesionales. Hasta el momento no hay fecha específica pero, al parecer, la próxima semana habría novedades. Ramón Albeza obtuvo la mayoría de votos en la elección de la terna que completan el actual gerente, Hugo Sarmiento Villa, y Miguel Escudero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...