Walter Ignes, presidente del centro vecinal del barrio Lamadrid, denunció que una nueva pelea de patotas en la zona dejó heridos y un auto destrozado este fin de semana. Pidió que las autoridades intervengan para garantizar la seguridad de los vecinos.
Ignes describió que el viernes se enfrentaron jóvenes que integran un grupo conocido como "Los Leopardos" con otro que se denomina "La Plaza" en la zona del pasaje Terán. El dirigente estimó que unas 50 personas participaron del encontronazo, del que se desconocen las causas.
"Las peleas son extremadamente violentas y no miden consecuencias. Se tiran con botellas, cascotes y todo lo que tengan", relató el dirigente vecinal.
Ignes, que además forma parte del Consejo Barrial de Seguridades y la Federación de Centros Vecinales, también detalló: "Un vecino que pasaba por el lugar recibió un ladrillazo en la cara y mi auto quedó con el parabrisas destrozado".
El referente barrial radicó una denuncia en la Seccional Tercera y pidió justicia. "Ya hice más de 50 presentaciones por el mismo tema en los últimos años y nada cambia. Tenemos derecho a vivir tranquilos", expresó.
Antecedentes
Los hechos de inseguridad preocupan a los vecinos de Lamadrid desde hace años. En la zona aseguran que hay, por lo menos, ocho patotas. Algunas ya tienen más de diez años y los integrantes van cambiando pero el problema persiste.
Los casos de violencia y los robos se han convertido en situaciones corrientes para muchos de los que viven en esta parte de la ciudad.
A fines de 2015, Walter Ignes hizo pública la situación de inseguridad por la que atravesaba el barrio y aseguró que, luego de eso, recibió presiones y amenazas.
"Por luchar contra el flagelo de las patotas en mi barrio y mostrar ante los medios los daños y heridos que provocan, la Policía allanó mi casa de forma irregular en un procedimiento nefasto", dijo entonces el representante barrial.
En diciembre, una patota había apedreado varias viviendas, provocando heridas en la cabeza a dos vecinos. Además, dispararon contra la casa de Ignes, según denunció.
El dirigente vecinal afirmó que decidió iniciar los trámites para acceder a la portación de un arma y dijo: "Lamentablemente, es la única salida que queda cuando hay un Estado ausente. Así no se puede seguir viviendo".
Más presencia policial, iluminación y videovigilancia son algunas de las demandas de los vecinos para terminar con los recurrentes hechos de inseguridad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


claudio rosales
claudio rosales · Hace 5 meses

que denuncie todo eso en los derechos humanos... ellos sabran dar solución asi como le dan solucion a todo...


Se está leyendo ahora