Más de 9.500 habitantes, 2.700 chicos, 57 manzanas, 907 lotes y decenas de cuadras sin una sola sombra. Con esos datos se puede describir a Democracia, uno de los barrios donde la falta de árboles marca la vida de los vecinos y los paraguas se usan todo el año para tratar de atajar el sol. La magnitud de este problema en los diferentes sectores de la Capital debía a medirse con un censo forestal que la Municipalidad de Salta anunció en 2011. Esta investigación tenía que determinar cuántos ejemplares existían en cada zona y dónde había que plantar, pero cuatro años después, y con la gestión del intendente Miguel Angel Isa en la cuenta regresiva, los resultados no se dieron a conocer.
En 1994 se aprobó una ordenanza que establecía que se debía realizar un censo cada cinco años para conocer cuántos árboles hay, en qué estado están y cuántos faltan.
A mediados de 2011, la Municipalidad difundió por medio de una intensiva campaña de comunicación que se cumpliría con este relevamiento y que estaría terminado en un plazo de tres meses.
Recién en 2012 se difundieron los primeros resultados. En ese momento, se dio a conocer que se había realizado el trabajo en apenas 800 de las más de 5.700 manzanas de la ciudad que debían cubrirse.
Los resultados definitivos no se hicieron públicos hasta hoy. Fuentes internas relacionadas con el censo relataron que nunca se concluyó el relevamiento en toda la superficie prevista y que los datos que se obtuvieron no se terminaron de procesar. Los barrios periféricos, que son los que más sufren la falta de verde, son los que menos se recorrieron.
El Tribuno consultó sobre el tema a Normando Zúñiga, que es subsecretario de Servicios Públicos de la Municipalidad y era el responsable del censo cuando se lanzó, en 2011.
El funcionario primero respondió que ya no estaba a cargo del tema y que la investigación se había hecho "en gran parte" de la ciudad, sin especificar en qué sectores. Luego se comprometió con este medio a conseguir la información resultante del conteo y, finalmente, tras una semana de demora, dijo que debía sacar una conclusión sobre los datos obtenidos para recién dar una respuesta, que nunca llegó.
Zúñiga estimó que se invirtieron unos 70.000 pesos en comprar computadoras y otros materiales necesarios para realizar la cuantificación, si bien otras fuentes hablan de cifras significativamente más elevadas.
Vivir sin sombra
"Esto es un páramo. Pedimos a la Municipalidad que traigan árboles. A los que hay, los pusieron los vecinos. Hubo una plantación del programa Argentina Trabaja, pero lo que pusieron duró poco", contó Lucio Toconás, presidente del centro vecinal de Democracia.
Este barrio del populoso sudeste de Salta Capital surgió hace 14 años pero, como en muchos otros, nadie pensó en el ambiente. Ni siquiera en las veredas de la escuela Bicentenario de la Batalla de Salta, inaugurada en 2013, hay árboles o lugar previsto para colocarlos en el futuro.
A la falta de follaje se le suma la escasez de espacios verdes. Se calcula que en el barrio viven 2.700 chicos de acuerdo con un relevamiento realizado por agentes sanitarios, pero solo hay un canchón deportivo y una plaza.
Toconás actualmente busca el auspicio de empresas locales que quieran comprometerse con el barrio y donen árboles. Su pelea es parecida a la de muchos vecinos de la ciudad que quisieran más lapachos, acres o crespones para limitar el impacto de la temperatura, los rayos ultravioletas, el viento y la contaminación del aire en el lugar en donde viven.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Grace Wergo
Grace Wergo · Hace 12 meses

CREO QUE ES FALTA DE POLITICAS SERIAS, SE ANUNCIAN OBRAS FARAÓNICAS QUE DIFICILMENTE SE PUEDAN CUMPLIR, COMO TAMPOCO LO IMPORTANTE COMO ES EL ARREGLO DE LAS CALLES. EN CUANTO A LA FORESTACIÓN ES FALTA DE EDUCACIÓN DE "TODA " LA GENTE QUE VIVE EN ESAS CONDICIONES. APRENDIERON EL ARTE DE RECIBIR SIN DAR NADA A CAMBIO. ES "CULTURA" Y EN ESOS BARRIOS ES LA PRIMER CARENCIA. ENSÉÑALE A PLANTAR UN ARBOL Y CUIDARLO. ENSÉÑALE A LEER Y VERÁS SU EVOLUCIÓN CUANDO SEA SU ARMA PARA SALIR ADELANTE.

Re KennethU
Re KennethU · Hace 12 meses

Si los vecinos no se preocupan por plantar y cuidar árboles, que es una tarea sencilla (unos 20 litros de agua cada semana para cada uno), no veo porqué se quejan. Y si los vándalos los rompen es porque las mamás en esos barrios los crían vándalos y no personas civilizadas.


Se está leyendo ahora