El presidente de EEUU, Barack Obama, condenó ayer las denuncias "sin precedentes" e "irresponsables" del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, sobre una posible manipulación del sistema electoral en su contra para evitar que gane en los comicios del 8 de noviembre.
Obama subrayó que no había visto antes en su vida ni existen precedentes en la historia política moderna de un candidato a la presidencia tratando de desacreditar unas elecciones antes de que tenga lugar la votación. El presidente aconsejó a Trump que deje de "quejarse" y empiece a defender su agenda en busca de votos, porque, a su juicio, esa actitud no muestra el tipo de liderazgo necesario para ser presidente de EEUU. Las denuncias de Trump "aparentemente no están basadas en hechos" y "no muestran el tipo de liderazgo y fortaleza que uno quiere en un presidente", declaró Obama.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora