El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este domingo que el sangriento ataque contra una oficina pública en California, que dejó un saldo de 14 muertos, fue "un acto de terrorismo", y añadió que su gobierno "destruirá" al grupo Estado Islámico. En un pronunciamiento a la nación desde la Casa Blanca, Obama apuntó que la pareja que realizó el ataque inició "el oscuro camino de la radicalización, abrazando una interpretación pervertida del Islam que pide por una guerra contra Estados Unidos y Occidente".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora