La visita que el presidente Barack Obama realizará a Argentina el 23 y 24 de marzo representa un "nuevo comienzo" en la relación bilateral, afirmó ayer Ben Rhodes, asesor de la Casa Blanca para Seguridad Nacional.
En la visión del funcionario, con el nuevo presidente Mauricio Macri, la Argentina será un "aliado más próximo" de Washington, ya que el anterior gobierno del país sudamericano mantenía una "relación problemática" con Estados Unidos.
En la Argentina, Obama buscará "profundizar los esfuerzos para aumentar la cooperación entre nuestros gobiernos en diversas áreas, incluyendo comercio e inversiones, energías renovables, cambio climático y seguridad ciudadana", detalló la Casa Blanca ayer.
Además, Obama desea tener la oportunidad de reconocer las "contribuciones" de Macri "a la defensa de los derechos humanos en la región", indicó.
La opinión de Cancillería
La canciller Susana Malcorra sostuvo que la visita al país del presidente Barack Obama "es una prueba fehaciente de que la Argentina esta insertándose en el mundo" y subrayó que el Gobierno busca establecer relaciones "inteligentes y maduras" con Estados Unidos.
"La visita es un hecho histórico, pero es un paso natural después de las decisiones que se tomaron. Es muy auspicioso que se dé este nuevo paso, como la llegada de Renzi y de Hollande. Es un prueba fehaciente de que la Argentina esta insertándose en el mundo y haciendo vínculos con sus potenciales socios", apuntó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora