El Gobierno nacional decidió elevar los recaudos de seguridad para la visita del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, tras la noticia de los dos atentados terroristas en Bélgica.
El encargado de realizar el anuncio fue el titular del Sistema Federal de Medios, Hernán Lombardi, quien afirmó que "se ha puesto en un nivel de alerta mayor a todas las fuerzas de seguridad".
Lombardi reveló que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dispuso un "nivel de alerta mayor en las fuerzas de seguridad" (Policía Federal, Gendarmería y Prefectura Naval), y otras "medidas adicionales", tras los atentados en Bruselas y la llegada de Obama.
Se esperaba que el mandatario norteamericano aterrizara en Buenos Aires en la madrugada de hoy.
Su agenda oficial se iniciará por la mañana en Casa Rosada, donde mantendrá un encuentro a solas con Mauricio Macri.
Si bien el Gobierno nacional y el servicio secreto de los Estados Unidos habían planeado un celoso operativo de seguridad, las condiciones se intensificarán aún más luego de que se registraran atentados suicidas en Bruselas con decenas de muertos.
"La ministra Bullrich nos brindó un informe sobre lo que sucedió en Bruselas. Además, la canciller Susana Malcorra nos informó que ya se realizaron todas las comunicaciones de solidaridad pertinentes. Nosotros pensamos que el terrorismo es un flagelo para la seguridad", declaró Lombardi.

Una agenda apretada

De acuerdo a fuentes oficiales, Obama será recibido por Macri en la primera actividad oficial a las 10.30 en el Salón de los Bustos de la Casa Rosada.
Ambos mandatarios mantendrán luego una reunión bilateral a solas en el despacho presidencial ubicado en el primer piso de la Casa de Gobierno, y seguidamente habrá una segunda reunión bilateral, a la que se sumarán a los presidentes cinco ministros de cada país para la firma de convenios de cooperación. A las 12.45 ambos mandatarios brindarán una conferencia de prensa conjunta en el Salón Blanco de la Casa Rosada.
Tras la conferencia de prensa, alrededor de las 14, el presidente de Estados Unidos se dirigirá -en medio de un impresionante operativo de seguridad- a la Catedral de Buenos Aires, ubicada en el otro extremo de la Plaza de Mayo, para rendir homenaje floral al libertador General José de San Martín.
Posteriormente, a las 16, Obama encabezará un encuentro con jóvenes emprendedores argentinos en el centro cultural La Usina del Arte, ubicado en el barrio porteño de La Boca, y por la noche, a partir de las 20, asistirá a la cena de honor que ofrecerá Macri con 400 invitados, en el Centro Cultural del Bicentenario (ex Correo Central), a metros de la Casa Rosada.
En tanto, no estaba confirmada aún la participación de ambos mandatarios en un encuentro con empresarios organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina (Amcham), en el predio de la Sociedad Rural en Palermo, a las 18.

Mañana

Mientras que mañana 24, al cumplirse 40 años del último golpe militar de 1976, Macri y Obama encabezarán un homenaje a las víctimas de la dictadura militar en el Parque de la Memoria, ubicado en la Costanera Norte de Capital Federal.
Más tarde el mandatario norteamericano partirá desde Ezeiza rumbo a Bariloche a bordo del avión presidencial Air Force One, para pasar unas horas de descanso junto a su esposa, dos hijas y su suegra, y según confirmaron desde la Embajada de Estados Unidos, ese mismo día emprenderán el regreso a Buenos Aires para retornar a Washington.

Una cena con detalles y exquisiteces

El presidente norteamericano concluirá mañana con una cena de gala donde la bebida y la comida será acorde con una cita, que no se daba desde hace tiempo, entre mandatarios de ambos países.
El menú comenzará con torre de trucha ahumada y vegetales, los que serán acompañados por vino Angélica Zapata chardonnay.
Luego llegará el cordero horneado con papas dominó, el que será maridado a la perfección con un Angélica Zapata malbec

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora