El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, anuncia ayer su plan para cerrar la base de Guantánamo, en Cuba
"Cuando vemos que algo no funciona, tenemos que cambiar el rumbo. Durante muchos años ha quedado claro que la prisión de Guantánamo no hace que avance la seguridad, sino que la socava, es contraproducente a nuestra lucha, porque los extremistas la utilizan como propaganda contra nuestro país", dijo Obama al presentar el plan, que fue enviado ayer al Congreso
Para Obama, "esta instalación es contraria a nuestro valores, es una mancha en nuestros antecedentes de mantener el régimen de derecho. Nos enorgullecemos de ser una guía para el mundo, pero 15 años después de los atentados, todavía tenemos que defender la base sin que haya un solo veredicto relacionado con los atentados. Siempre dije que la base tenía que ser cerrada", argumentó el presidente.
El mandatario recalcó que su antecesor en el cargo, George Washington Bush, había defendido la necesidad de cerrar Guatánamo, lo que convirtió el plan en una cuestión tanto de demócratas como de republicanos al inicio su mandato.
"Guantánamo es contrario a nuestro valores, es una mancha en nuestros antecedentes de mantener el régimen de derecho", dijo Obama
"Inicié el proceso y queríamos hacerlo de la manera correcta. Dije que necesitábamos tiempo para examinar todas las opciones. Desafortunadamente el tema bipartidista se convirtió en un tema que generó divisiones. Muchos que apoyaban el cierre revirtieron su posición. Desde entonces el Congreso ha impuesto restricciones para evitar que cerremos la base", lamentó Obama.
"Siempre dije que la base tenía que ser cerrada", dijo Obama.
El presidente admitió que será difícil convencer al actual Congreso para que dé vía libre al plan elaborado por el Pentágono. Sin embargo, Obama ha dicho que no quiere dejar el problema a su sucesor, al tiempo que pretende cumplir con su promesa electoral.
Solo 91 presos
Obama detalló, luego, el estado de situación en Guantánamo. "De los 800 detenidos, más del 85% fue trasladado a otros países. Yo transferí a 147 y no han regresado al campo de batalla. Hoy solo tenemos a 91 presos en Guantánamo. Después de mucho trabajo, el Departamento de Defensa está presentando el plan para finalmente cerrar las instalaciones", explicó.
La cárcel de Guantánamo llegó a albergar a unos 800 presos poco después de su apertura, ordenada por el entonces presidente estadounidense George W. Bush, tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.
Funcionarios del gobierno de los Estados Unidos dijeron que en estos momentos en Guantánamo hay 91 detenidos sospechados de terrorismo.
La ONU elogia la decisión
El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, elogió ayer el anuncio del cierre definitivo de la base de detención de Guantánamo y pidió que ningún prisionero permanezca retenido sin ser acusado y juzgado.
"Doy la ferviente bienvenida a esta plan y espero que no haya más obstáculos en el camino de su implementación", indicó Zeid, citado en un comunicado. "El régimen de Guantánamo, con todo lo que implicaba, ha sido una mancha en la reputación de EEUU en los últimos 14 años, y ha sido citado por muchos gobiernos represivos como una justificación para sus acciones", agregó el alto comisionado. El presidente Obama afirmó que clausurar la cárcel cubana equivale a "cerrar un capítulo" de la historia del país, al presentar su plan para trasladar a una "localización segura" dentro de EEUU a los detenidos que no puedan ser transferidos a terceros países.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora