Las 278 familias que recibieron un lote en la ampliación Parque La Vega tendrán que esperar como mínimo dos meses más de lo que se había pactado en un principio.
Jésica Claudia Gallo, una de las beneficiarias, en diálogo con la radio AM 840 expresó que el actual el subsecretario de Tierra y Hábitat, Ángel Sarmiento, les había prometido en agosto la finalización de las obras de servicios para que puedan empezar a instalarse. "Hoy en día estamos viendo que todavía no se hizo ninguna obra y vemos muy lejos el sueño de tener nuestro terreno. Tuvimos una reunión con Sarmiento y nos dijo que recién en septiembre iban a empezar las obras", comentó la mujer. Y agregó: "Vamos a manifestar nuestras molestias y nuestro temor porque no queremos que pase otro año y no nos entreguen los terrenos y después nos vengan con mentiras y nos dejen afuera del tema habitacional". Asimismo, denunció que en la ampliación de Parque La Vega siguen las irregularidades. "Hay personas que están viviendo en nuestros terrenos y algunos los subvendieron", expresó.
El Tribuno se hizo eco de este reclamo y consultó al subsecretario Ángel Sarmiento, quien explicó que se iniciaron las tareas de desmalezamiento para llevar a cabo la medición. Sarmiento explicó que la demora se produjo por la falta de fondos provinciales necesarios debido a la situación económica que atravesó el país en el primer semestre. "El envío de fondos a la provincia de Salta se empezó a normalizar en estos últimos meses, así que en virtud de esto y de lo que ya estaba planificado se demoró un par de meses el inicio de obra", comentó el funcionario. Y agregó: "Hemos avanzados con todos los trabajos técnicos y el trazado de manzanas y el proyecto de subdivisión de lotes de cada manzana".
Otro factor que demoró las obras, según Sarmiento, fue la espera del proceso legal que tiene la Fiscalía de Estado después de la expropiación para la toma de posesión y poder abordar los trabajos que allí se realizaban. Detalló que aún falta realizar la instalación de los servicios. "Nos llevó un tiempo más el cálculo de un núcleo de la conexión a la red cloacal hacia la colectora séptima. Esto no estaba previsto en la obra anterior y sí fue necesario hacerlo ahora para no colapsar la red cloacal", comentó Sarmiento. Y continuó: "Con la nueva ampliación se incorporan 300 familias a la misma red con lo cual era necesaria esta obra complementaria que no estaba calculada y cuesta arriba de los 15 millones de pesos". El funcionario contó que el proceso de escrituración empezará una vez que termine el proceso expropiatorio que es llevado adelante por la Fiscalía de Estado. "Para que se adjudique la compra-venta tiene que tener finalizado el proceso expropiatorio que es cuando el terreno finalmente ya pasa a nombre del Estado", comentó. Y explicó que para a partir de ahí es cuando se puede asignar una matrícula independiente e individual a los beneficiarios de cada lote y a partir de allí se realiza la escrituración a cada uno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora