*

Obras sobrevaluadas dejaron en la calle a 700 trabajadores
A semanas de terminar el año, el balance que se hace desde la dirigencia local de la Unión Obrera de laConstrucción(Uocra) se resume en la pérdida de casi 700 puestos laborales en Salta. Luego de un primer semestre en el que hubo suspensiones y estuvo en peligro la fuente de trabajo de alrededor de 6.000 personas por la paralización de obras tanto públicas como privadas, la actividad logró estabilizarse en los últimos meses.
Según las últimas estadísticas del sindicato, en septiembre pasado estaban registrados 9.913 obreros en la provincia, mientras que en el mismo mes de 2015 eran 10.493.
"En los años que teníamos una mejor situación económica rondábamos los 12 mil trabajadores en la provincia", recordó a El Tribuno el titular de la Uocra en Salta, Rubén Aguilar.
El dirigente explicó que entre los que se quedaron en la calle y no volvieron a la actividad se encuentran los 600 operarios que habían sido contratados por la empresa Vertúa para la construcción del tramo salteño del gasoducto del NEA.
La firma, que obtuvo grandes dividendos durante el kirchnerismo, abandonó la obra el 4 de diciembre de 2015 a pesar de haber cobrado $733 millones de los $1.280 millones por los que fue contratada por la estatal Enarsa. Una investigación de este diario, publicada el 8 de agosto, reveló que la adjudicación tuvo un sobreprecio del 77%.
El gasoducto debe recorrer, en la provincia, 236 kilómetros desde Campo Durán hasta el límite con Formosa. Aún no se sabe el grado de avance en el que quedó la obra abandonada.

Cien menos

Según dio a conocer Aguilar, la semana pasada finalmente fueron despedidos los 117 operarios que trabajaban en la construcción de la planta compresora de gas de Pichanal, cuya obra fue suspendida, a fines de julio, por sospechas de corrupción.
El proyecto, que estaba a cargo de la constructora brasileña Odebrecht, fue contratado con sobreprecios de 400%, de acuerdo a informes de la Auditoría General de la Nación (AGN) y de la Sindicatura General (Sigen).
"La pérdida de esos puestos de trabajo impactarán en los balances laborales de este año", dijo Aguilar.
En cuanto a las previsiones para 2017, el sindicalista sostuvo que, como sucede con el sector empresario de la construcción, tiene una gran expectativa sobre las licitaciones de obras que ya fueron presentadas y que se deberían ejecutar el año próximo con fondos provinciales y nacionales.
"Entre lo que se licita y se ejecuta hay un trecho que recorrer y eso nos hace tener un poco de reserva", manifestó el secretario general de la Uocra.
Sobre lo salarial, Aguilar recordó que el acuerdo paritario con la patronal vence en marzo y establece un aumento del 39%.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...