Trabajadores municipales de Salvador Mazza realizaron una protesta afuera del edificio comunal, la mañana de ayer.
Son 34 empleados de los 88 que pasaron a planta política por un acuerdo al que arribaron días pasados, luego de estar contratados en la comuna.
El grupo quedó dividido luego de que algunos trabajadores se pusieran en contra del delegado gremial de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), Rubén Morales.
El intendente de Salvador Mazza, Rubén Méndez, hace un mes se reunió con los delegados gremiales de ATE para evitar que las diferencias entre ellos llegara a mayores. En esa reunión lograron consensuar la medida de pasar a planta política 88 contratos, en respuesta a la grave crisis económica del municipio.
Sin embargo, 34 trabajadores de los 88, aparentemente no contentos con la medida, decidieron protestar y se manifestaron ayer en las calles, encendiendo gomas y haciendo estallar bombas de estruendo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia