"Qué buenos los nuevos emoticones de WhatsApp", es el encabezado del mensaje que llega a través de contactos conocidos y el comienzo del intento de estafa. Si el usuario clickea sobre el link que llega adjunto y luego reenvía el mensaje a 10 contactos, no solo no verá nuevos emoticones sino que habrá entregado su agenda a piratas informáticos.
¿Para qué sirven esos datos? Por ejemplo, para inscribir a los usuarios a servicios de mensajería pagos.
A comienzos de octubre, circuló en la Argentina un mensaje que invitaba a contestar una encuesta y participar de un sorteo de Coto. Al finalizar el proceso, los usuarios de WhatsApp quedaban anotados en un servicio de SMS pago.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia