*

Omar Cuomo: Antes, para ver un partido, teníamos que alquilar videos de tres temporadas atrás
Pasaron 20 años de los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, cuando Omar Cuomo tocó el cielo con las manos y cumplió el sueño de haber jugado una trascendental competencia para la Selección argentina, pese a que ya había girado por casi todo el mundo con la camiseta nacional.
Hoy, con 47 años y ya retirado de la actividad que amó y para la cual vivió toda su vida, se divierte jugando al sóftbol lento con excompañeros.

¿Recordás cómo fueron tus inicios?
Comencé a los 14 años por amigos del barrio como el Flaco Lazarte. El Loco Alberto Pastrana nos llevó a jugar una temporada a Gimnasia y Tiro y después nos abrimos para Cachorros, que recién comenzaba.
Al principio entrenábamos en el descampado que está a un costado de la avenida Mariano Moreno hasta que conseguimos el predio donde está el club actualmente. Le decíamos "los arcos blancos", porque había canchas de fútbol abandonadas.

¿En qué cambió ese béisbol con respecto al actual?
En muchas cosas, porque los deportistas de ahora imitan el juego de las Grandes Ligas y nosotros no teníamos acceso a ver esos partidos.
Nunca habían pasado un encuentro por televisión y, por supuesto, ni existía internet. Me acuerdo de juntarnos entre varios a alquilar videos de juegos de tres temporadas atrás para saber de qué se trataba.
Ahora los chicos de la Selección tienen competencia internacional y hay muchos que juegan en el exterior. Ese tipo de cosas le da otro nivel y aclara el panorama.

¿Los entrenamientos con la Selección también eran un descubrimiento permanente de la disciplina?
Yo siempre digo que parecía un laboratorio. La cosa era trabajar y corregir. Acumular lo aprendido y perfeccionarlo. El proceso duró cinco años.

Los mejores años de tu vida deportiva fueron con la camiseta argentina, ¿cuál fue el momento cumbre?
Sin dudas que participar en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata en 1995. Es uno de los máximos torneos que un deportista puede aspirar.

También participaste de un Mundial...
Sí, fue en Monterrey en 1994, pero a diferencia de los Panamericanos ese campeonato era de clubes y nosotros fuimos representando al Club Ciudad de Buenos Aires.

¿Cuáles fueron los otros momentos inolvidables en tu larga trayectoria?
La copa Presidente en Sudáfrica en 1993, los Juegos Odesur en Venezuela en 1994, las giras en Perú, México, otra vez en Venezuela, Nicaragua y el selectivo juvenil de sóftbol en Estados Unidos de 1985.

Hablando de sóftbol, ¿te gusta jugar la competencia de lanzamiento lento?
Sí, porque nos divertimos y hasta nos sentimos chicos.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...