A un mes y medio de su detención, el exsecretario general del SOMU, Omar "Caballo" Suárez, rompió ayer el silencio y aseguró que está preso por "causas políticas" y por ser "el preferido" de la expresidenta Cristina Kirchner, aunque la interventora de ese gremio, Gladys González, rechazó los dichos y aseguró que se trata de "parte del nuevo relato K".
"Me encuentro privado de mi libertad por causas políticas y otras que no he podido entender. Soy perseguido por ser el preferido de Cristina Fernández de Kirchner y porque soy allegado al papa Francisco", sostuvo el sindicalista, que se encuentra detenido en el Penal de Marcos Paz, imputado por el delito de "asociación ilícita".
En una carta enviada al portal de noticias Infobae, el extitular del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) rechazó las acusaciones que se hacen en su contra en las causas judiciales que lo investigan, una por presunta asociación ilícita y otra por supuesto entorpecimiento de las vías navegables.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora