En una medida de urgencia tomada por la Policía de la Provincia para intentar apaciguar el comercio ilegal de celulares robados en la capital y el interior salteños, unos 47 comercios de distintos puntos de la provincia fueron allanados por la Policía y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ayer por la mañana en el marco de un megaoperativo denominado "Banda negativa norte".
Fuentes ligadas al operativo, que según se dice resultó pelnamente exitoso, aseguraon a El Tribuno que la medida se hacía imperativa ante el crecimiento desproporcionado de los ilícitos cometidos en busca de estos soportes electrónicos.
"La ley 25.891 regula la venta, manipulación y servicio técnico de celulares y desde hace varios meses la Policía lleva adelante una investigación sobre las casas que compran y venden celulares usados, los reparan, hacen desbloqueos de banda negativa y flasheos", manifestó Arnaldo Velardez, jefe de la División Prensa y Difusión de la Policía de Salta.
Además, una fuente federal acertó a decir que los números de aparatos revendidos no solo los reinsertados en el mercado sino aquellos que terminan siendo utilizados como repuesto alienta el robo indiscriminado de estos aparatos, muy apetecidos por los conocidos pungas o por los crueles robos y asaltos de los conocidos motochorros, míticos en esta capital.

La medida

Las órdenes de allanamiento fueron proferidas por el juez federal 1, Julio Leonardo Bavio. Interviene el fiscal federal Eduardo Villalba.
En la capital salteña fueron requisados 37 locales comerciales de la zona céntrica, más precisamente, situados en las calles Mendoza, Ituzaingó, Alvarado, Zuviría al 1900 y en el mercado San Miguel.
También se allanaron casas de comercio de la avenida Felipe Varela, en la zona sudeste y de la calle Usandivaras, al oeste de la ciudad. Además, el operativo se extendió al Valle de Lerma y las localidades de El Bordo, Joaquín v. González y Salvador Mazza.
Participaron de los procedimientos 250 efectivos del área de Investigaciones y 100 uniformados de apoyo, con la colaboración de inspectores de AFIP.
"El objetivo era determinar la identidad de los celulares que se encontraban en esas casas, en que condición: si en reparación, compra, venta o desbloqueo y si en el comercio habían equipos de desbloqueo y flasheo que no son legales", explicó Velardez.
Para determinar la identidad de los celulares, los investigadores pusieron en práctica un novedoso sistema que le permite a cada uno saber en pocos segundos si el IMEI está denunciado como robado.
"El sistema fue instalado en cada celular de los investigadores y les permite establecer si el aparato es original y el propietario real del IMEI", sostuvo Velardez.
"En algunas de estas casas en las que funciona el mercado negro se desbloquean los teléfonos alterando la identidad y luego se los vuelve a poner en plaza. De esta forma no son controlados por nadie y es probable que puedan ser usados para cometer ilícitos. Este operativo busca erradicar todo eso. El resultado es óptimo y estamos procesando cifras. Hay bastante material secuestrado vinculado a algunos hechos delictivos", finalizó Velardez.

La historia

El robo de celulares, en sus modalidades de arrebato y hasta de asaltos a mano armada, se convirtió en los últimos años en una de las actividades delictivas preferidas de los ladrones.
Un informe nacional publicado hace meses ya dio cuenta de que por día en el país se registran cerca de 5.000 robos de aparatos que terminan en el mercado ilegal, donde mueven un negocio que llegaría a 400 millones de pesos mensuales.
Frente a esta problemática, el Ente Nacional de Comunicaciones lanzó en su momento un sistema informático que permite verificar si un dispositivo fue denunciado por robo. El registro ya tiene más de 500.000 consultas.
Desde el Enacom se señaló que el sistema ya está operativo el director del ente, dio a conocer que está a disposición de los usuarios la posibilidad de verificar si el celular a adquirir es producto de un robo o extravío, ingresando a la página oficial del organismo: http:/ /www.e nacom.gob.ar/i mei
En Salta son decenas las denuncias que ingresan por este tipo de delitos por día y lamentablemente nunca se puede hallar a los aparatos robados porque existe un sistema perverso de compra venta, dijo un efectivo de la Policía ayer El Tribuno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...