El intendente Marcelo Lara Gros, junto al jefe de Gabinete de la comuna, Juan Cruz Curá, y la secretaria de Abordaje Territorial, Angela Tomei, supervisan y evalúan la situación de la ciudad.
Se dio intervención a las áreas de bomberos, emergencias, Policía y Gendarmería.
Aún hay sectores sin luz y se estableció como prioridad el despeje de calles y la asistencia a los barrios más vulnerables. Se recomendó no salir a menos que sea imprescindible en virtud del estado de los cables y estructuras que, en algunos casos, quedaron en estado de fragilidad.
"Más allá del malestar que significa no tener luz, ya que el corte fue total entre las 2 y las 6 de esta mañana, fue una medida que permitió prevenir males mayores por la cantidad de cables caídos", señaló Moreno.
Dentro de este escenario, el intendente, Marcelo Lara Gros, llamó a todos los empleados de servicio para que se presenten a trabajar ya que hoy se encontraban de asueto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora