Personal de la Policía de Salta, que investiga la muerte del hombre que apareció muerto ayer por la madrugada en un barrio de la ciudad de Orán, detuvo gracias a los aportes de testigos a un vecino que vive a dos cuadras del hechos; y que una semana atrás había recuperado su libertar tras cumplir una condenan por delitos contra la propiedad.
Esta persona, de quien por cuestiones investigativas aún se reserva la identidad, fue localizada caminando a la orilla de la ruta 34, cerca de Pichanal, alrededor de las 3 de la mañana con un bolso, que al advertir la presencia policial arrojó y huyó. Fue detenido horas más tarde cuando para evitar su captura, intentó arrojarse al río Bermejo.
En el bolso que llevaba, tenía prendas de vestir con manchas sanguinolentas y que coincidirían con la descripción que hicieron los testigos del atacante.
La fiscal Penal 3 de Orán, Claudia Carreras, solicitó al Juzgado de Garantías interviniente el mantenimiento de detención de esta persona que también presentaba heridas de arma blanca y tras el correspondiente control de legalidad, hoy será imputado por el hecho.
Eugenio Alcoba, de 27 años, apareció muerto, ayer por la madrugada, en la vía pública en la intersección de las calles Bermejo y Aconquija del barrio Aeroparque de la ciudad de Orán, tras un llamado al sistema de emergencias 911.
Cerca del cuerpo se encontró su motocicleta aún en marcha, y dos cuchillos, uno tipo carnicero y otro tipo sierrita. El fallecido tenía entre sus pertenencias la billetera con dinero y otros objetos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora