Siguen los escánadalos en la policía salteña. Es que ahora se investiga a detenidos y personal policial de la Comisaría 20 a partir de un informe policial presentado por un jefe que realizaba un reemplazo en la dependencia. Allí, consta que la mujer de uno de los detenidos denunció que recibía mensajes de un celular.

Entre los elementos secuestrados se encuentran armas (cuchillos, puntas, etc) y drogas (marihuana y pastillas)

A los 12 detenidos que se encontraban alojados en la celda 3 se los imputó por el delito de tenencia simple de estupefacientes y se investiga al personal policial de la dependencia por facilitamiento y suministro, como así también por incumplimiento de los deberes de funcionario público.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora