El delito de homicidio vuelve a estar en el tapete en Salta. Esta vez un joven de 25 años perdió la vida tras recibir una puñalada en el corazón. El violento hecho sucedió en Orán, la víctima fue trasladada al hospital local el lunes cerca de la una de la madrugada. Luego de agonizar tres días, Diego Romero perdió la vida.
El agresor fue detenido por la Brigada de Investigaciones N§ 2, identificado como Reyes. Su situación procesal es complicada, dado que el presunto criminal cuenta entre sus antecedentes con una condena por homicidio. Según habría manifestado el hombre sospechado de matar a Romero, antes de la trifulca no estaban en el mismo grupo.
También se supo que el agresor, de 27 años, había estado en el baile La Pinturita, se trata de uno de los lugares donde se festeja el carnaval en Orán. Después del bailable, siguió tomando alcohol en su barrio. Una de las hipótesis indica que Reyes pasó por el lugar donde estaba Romero junto a sus hermanos y amigos, y habría recibido un insulto. Se produjo un enfrentamiento en el que ambos sacaron armas blancas y Romero terminó herido de muerte. Los dos son vecinos del barrio Mitre.
Una mujer, familiar de la víctima, expresó que el agresor vendía droga y tras un ajuste de cuentas terminó con la vida de Romero. Esto no se pudo confirmar, lo que sí quedó claro es que ambos habían estado bebiendo y decidieron cruzarse en un duelo con armas blancas por problemas barriales de vieja data.
La causa del deceso fue: "Shock cardíaco por taponamiento cardíaco por herida punzante en cara ventrículo izquierdo en forma coagulante en hemitórax pulmonar".
Destruyeron la casa
Ayer, cerca de las 20, más de 100 personas entre familiares y amigos de Daniel Romero se dirigieron a la casa de Reyes y tiraron abajo la humilde casa de material. Llenos de ira, ni el gran operativo policial que se desplegó en el lugar pudo contenerlos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 9 meses

LOS DOS ERAN "FULEROS" EL QUE MURIO UNA ESCORIA MENOS PARA LA SOCIEDAD, Y EL QUE ESTA PRESO TAMBIEN ....


Se está leyendo ahora