Los vecinos de la ciudad de Orán realizaron una emotiva vigilia para celebrar con orgullo las primeras horas del Bicentenario de la Patria, cuando junto a las fuerzas vivas de la ciudad participaron de una guardia en la plaza San Martín.
Una ciudad totalmente teñida de celeste y blanco con escarapelas, banderas y guirnaldas fue el preludio de los históricos festejos conmemorando el Bicentenario de la Independencia.
Artesanos de la región realizaron murales en relieve de cemento al pie del escenario a Las Voces de Orán, de la plaza San Martín, donde, pasadas las 22, dio inicio la vigilia.
La movida fue organizada por la comisión del Bicentenario, la cual proyectó un video alusivo a la fecha con diversas presentaciones artísticas.
A las 23, una retreta de la Banda Municipal de Música Valentín Gaspar comenzó a emocionar a los presentes con un variado repertorio patrio.
Más tarde, los miembros de las fuerzas de seguridad se formaron para entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino, y los vecinos y autoridades entonaron a viva voz cada uno de los versos con el pecho henchido de fervor.
Baltasar Lara DIPUTADO "Ser libres significa que de nosotros depende que este país sea cada vez más desarrollado y equitativo".
A su término, se descubrió una placa por el Bicentenario de la Patria y con un "Viva la Patria" comenzaron las primeras horas del 9 de julio en Orán.
La jornada de ayer desde temprano se vivió con una salva de bombas.
Pronto los vecinos se aprestaron a compartir un desayuno en la plaza Pizarro.
A las 9, se izó la bandera nacional en simultáneo, tanto en la plaza San Martín como en la iglesia Catedral. Para dar inicio al tradicional tedeum en la misma plaza.
El acto central comenzó pasadas las 10, con la presencia de autoridades provinciales y municipales, encabezadas por el intendente Marcelo Lara Gros, quien agradeció a "quienes decidieron darnos una patria nueva". Y remarcó que, aunque "no son los mejores momentos, es momento de defender la Patria, es momento de reconciliación y de seguir trabajando juntos, olvidando las pretensiones personales para ver qué es lo mejor para todos los argentinos".
Luego de las palabras alusivas comenzó un pintoresco desfile, no solo con las instituciones educativas y fuerzas vivas y de seguridad de la zona sino también con las comunidades de los cerros, con sus vestimentas ancestrales.
La plaza San Martín congregó desde temprano a diversos vecinos y turistas, quienes disfrutaron de la Feria Artesanal del Bicentenario y comidas típicas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora