Desde la semana pasada, un grupo de 18 personas que prestan servicios en distintas escuelas de la ciudad de Orán, reclaman por el pago de sueldos adeudados y el pase a planta permanente. Los damnificados ya se pronunciaron ante el Concejo Deliberante, dialogaron con el secretario de Gobierno y con el intendente Lara pero no lograron que les paguen. Graciela, una de las ordenanzas, dijo que planean trasladar el reclamo a la capital salteña y hacer una huelga de hambre.
"Todas estamos comprendidas en el Convenio 4013", dijo Sandra Callao (51), quien trabaja como ordenanza hace 8 años. Mariela Cuellar (33), trabaja hace cinco años y dijo: "Soy el único sostén de mi familia". En la misma situación están Graciela Sánchez (48) y Ramón Garozo (53), que trabaja hace 13 años por un sueldo de $2 mil pesos por 6 horas diarias de lunes a viernes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora