Una causa judicial contra el mediocampista de San Lorenzo Néstor Ortigoza fue elevada hoy a juicio oral, para determinar su culpabilidad en la acusación por el delito de "amenazas coactivas agravadas por el uso de un arma de fuego" contra un exempleado del club que le debía dinero.
El juez Alfredo Humberto Meade, en suplencia del Juzgado de Garantías número 1 de Morón, dispuso no hacer lugar al pedido de sobreseimiento de Ortigoza y elevar la causa a juicio.
En la denuncia se explicó que Mauricio Damián Argañaras, el 15 de julio de 2015, mientras estaba en su domicilio de la localidad de Ituzaingó, recibió la visita de Ortigoza junto a otra persona.
Allí le recriminaron una deuda económica de unos 20 mil pesos y lo amenazaron con "pegarle un tiro", mostrándole un arma de fuego en la puerta de su casa.
No obstante, el denunciante explicó que el jugador también lo intimidó mediante mensajes de whatsapp, los cuales fueron hechos a través del teléfono del hermano del jugador.
Según se defendió el futbolista, la plata que le debía este empleado del club se la había dado para abonar una deuda de patentes, que surgió cuando intentó venderle un automóvil a su compañero Matías Catalán y que ascendía a 20.000 pesos.
Sin embargo, Argañaras -un exempleado de San Lorenzo que además es policía retirado- le hizo saber a Ortigoza que él había pagado el importe que le dio en una sucursal BAPRO de la zona de San Miguel.
Pero luego de un tiempo Ortigoza le reclamó el dinero porque se percató que la deuda ante ARBA no estaba saldada, pese a que Argañaras le señaló que se podía reclamar el pago con el comprobante que él le había dado, aunque el futbolista ya no lo tenía en su poder.
El denunciante indicó que un día por la tarde Ortigoza, a bordo de un automóvil importado, llegó a su casa, le reclamó el dinero nuevamente y un hombre que estaba junto a él lo amenazó mostrándole un arma de fuego.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...