Nuevamente Edesa retiró un transformador de la red del tendido eléctrico que sirve para iluminar la autopista sureste, en Cerrillos, lo que causó el apagón de luminarias a lo largo de un kilómetro, aproximadamente.
El corte está en un tramo de la autopista que une las rutas provincial 21 y la nacional 68. En esta época del año, cientos de personas aprovechan los caminos colaterales las autopistas para practicar actividades recreativas y deportivas al aire libre.
Lamentablemente, en el caso de la autopista sureste, estas actividades disminuyeron por el oscurecimiento parcial de la zona, ante la inseguridad reinante.
Una vecina que todas las tarde recorre la bicisenda señaló: "Esperamos que Edesa reponga pronto el transformador y nos devuelva la luz y la seguridad a todos los que optamos por practicar una vida sana al aire libre. Por otra parte, sería bueno también que las autoridades policiales colaboren y hagan algo contra los irresponsables que toman a la autopista por basurero".
Un hecho reiterado
Hace aproximadamente un año, ocurrió algo parecido. Edesa retiró de ese lugar un transformador y cuando los vecinos reclamaron por la prolongada oscuridad en la zona, la empresa respondió que no era responsable pues al aparato se lo habían robado. Sin embargo, los vecinos pudieron constatar que el aludido robo nunca había sido denunciado.
"Lo que ocurre es que Edesa desviste un santo para vestir otro...", dijeron los vecinos de la zona afectada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia