El jueves pasado, Jazmín Chebar, la marca nacional que trasciende la tendencia para fomentar la frescura de cada mujer, realizó la presentación exclusiva para clientas de la tienda de Alto NOA Shopping, de la colección otoño-
invierno 2016 "Shake It Baby" en el Centro Cultural América (Mitre 23).
Música, gastronomía y coctails fueron el marco en el que las modelos presentaron la colección. Durante el desfile se pudo ver el movimiento y los colores fuertes como protagonistas, estampas diseñadas a mano, sweaters con detalles únicos y accesorios diferenciados. Los clásicos de Jazmín con detalles novedosos y telas únicas adaptados a las nuevas siluetas. En sastrería, las prendas blandas, kimonos, pantalones de seda y tapados.
Las prendas que otorgan un look casual fueron las más destacadas, con bordados y tecnología que las diferencian y permiten que se adapten a distintas ocasiones de uso.
"Me encanta darle a las cosas especiales algo de cotidiano", sostiene Jazmín Chebar, una diseñadora que es mucho más que color.
moda y belleza5.jpg

Con Nadine Leopold como protagonista de la nueva campaña, Jazmín Chebar hace foco en la impronta fresca y alegre que desde sus inicios reconocemos como sello indiscutido en cada una de sus creaciones.
"Esta temporada nos enfocamos en ser cada vez más Jazmín y en resaltar nuestro espíritu. Le dimos mucho protagonismo al color en esta colección", afirma la talentosa Jazmín Chebar acerca de su nueva propuesta. El otoño - invierno 2016 de Jazmín Chebar está impregnado de colores fuertes, estampas exclusivas, juegos de texturas, bordados y tecnología aplicada al tratamiento de los materiales de confección utilizados.
Impecable sastrería bien al estilo Chebar, sweaters de cashemere y lana merino mohair se encuentran en estas prendas que destacan en la colección otoño - invierno 2016 de la diseñadora, al igual que los ponchos tejidos con diferentes diseños estampados. Sobresalen prendas de cuero como chaquetas, tapados, pantalones, tops y vestidos. Entre los pantalones los años setenta continúan siendo una fuerte influencia, especialmente en versiones con piernas oxford.
La colección se completa con una atractiva línea de accesorios: carteras, bolsos, billeteras, botas y zapatos, todo intervenido, donde lo artesanal y lo tecnológico encuentran un equilibrio perfecto arrojando como resultado piezas únicas.
Calidad, mezcla, detalles y frescura son, en términos de su creadora, las claves para comprender el estilo de su marca, sello indeleble desde hace ya casi 15 años. Para respetar esa ecuación y, al mismo tiempo, lograr escapar de la autorreferencia constante, Jazmín y su equipo se proponen renovarse a sí mismos continuamente: "La idea es refrescarnos todo el tiempo, pero también es muy importante para mí que puedas comprarte una de mis prendas y que el año que viene no te parezca antigua, porque estaba tan de moda que ya te aburriste; que sea única. Creo que a mis clientas les gusta ese tipo de exclusividad, el detalle. Jazmín no es una marca 'de autor' pero tampoco algo masivo. Yo jamás podría hacer diseño de autor, no es lo mío, no sé hacer eso. Lo mío es la ropa fácil, que la gente quiera usar", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora