Casi tres semanas pasaron desde que Carlos Alfredo Salinas, de 43 años, se fue de su casa en el barrio Autódromo y nunca más lo volvieron a ver. Desesperada y sin saber a quién recurrir, su pareja, Carla Sarmiento, manifestó: "Necesito que recapacite, que vuelva a casa por sus dos hijas -de 7 y 9 años-, todas las noches preguntan por él", dijo la mujer.
El miércoles 10 de este mes Carlos se levantó temprano para llevar a su compañera al trabajo en una moto 110cc. "Después se volvió a casa, estaban mis hijas durmiendo y no lo vieron cuando se fue. Desde ese momento no supimos más nada", contó la mujer y agregó: "Salió sin llevarse nada, dejó la moto y toda su ropa, no llevó ni sus documentos".
La mujer contó que no hay problemas entre ellos. "Estaba deprimido porque no consigue trabajo, el sábado 13 cumplió 43 años y no se sentía de buen ánimo por esa situación", apuntó la señora. Antes de irse, Carlos Salinas dejó una nota "donde expone que tenía esa idea en la cabeza, pero no específica qué idea, si la de irse de la casa o tomar otra decisión".
Quejas contra las fuerzas
Nerviosa por el delicado momento, Carla expresó su enojo hacia las fuerzas de seguridad, que "no están trabajando como debería, no puede ser que me llamen a mí para preguntarme si tengo alguna novedad, es algo insólito". La mujer contó que en un principio los policías no fueron capaces ni siquiera de "pedirme una foto de Carlos como para hacer el reconocimiento". La denuncia la radicó en la subcomisaría del barrio Autódromo.
Cuando Carlos Salinas salió de su casa llevaba puesto un pantalón deportivo azul, zapatillas negras y azules y una remera roja. A modo de mensaje Carla expresó: "Le pido por favor que reflexione, quiero decirle que todo tiene solución en la vida, que piense en sus hijas, que preguntan por él desde que se fue y esperan que vuelva".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora